No me molesta verme como una mujer madura: Bellucci

La actriz comparte su opinión ante la cirugía estética y las demás herramientas para lucir mejor ante los posibles estragos de la edad.
La actriz italiana.
La actriz italiana. (Clasos)

París

Aunque acepta las marcas del paso del tiempo en su rostro, Monica Bellucci, la Bellisima, lo admite sin rodeos: “¡Menos mal que existen los retoques!”.

A sus 52 años, la actriz italiana será maestra de ceremonias del Festival de Cannes que se abre el próximo día 17. En una entrevista explica cómo se ve en una de sus últimas películas, On the milky road, de Emir Kusturica.

“Tengo arrugas alrededor de los ojos, por todas partes. Hace diez años no las tenía. Mi rostro cambió en la pantalla”. Pero “no me digo “¡Oh, es monstruoso!” No, tiene su encanto”, explica la actriz, vestida elegantemente de negro.

“No me molesta verme como una mujer madura, hay que hacer frente a ello”, asume.

La bella italiana, que a los 50 años entró en el restringido círculo de las chicas de James Bond, en 007 Spectre, afirma que no tiene una posición “definida” sobre la cirugía estética.

“Cuando veo a una mujer madura que no se ha retocado, no me digo ‘debería hacerse un lifting’, sino que me digo ‘está muy guapa así’. Pero cuando veo a una mujer que se ha hecho un lifting y que está muy guapa, me digo que ha hecho lo correcto”, explica.

“Debemos hacer lo que nos hace sentir bien. Ahí está la cirugía plástica. Si nos hace felices, ¿por qué no utilizarla?”, afirma la intérprete italiana.

También es favorable a las fotos retocadas. “Yo le doy las gracias a los retoques. ¡Es lo que nos salva!”, exclama.

“Pero hoy en día se retoca menos, es un gran cambio que me gusta mucho (...) Esto significa que empezamos a acostumbramos a no ver los defectos como tales”, asevera.

Sobre el polémico cartel del Festival de Cannes, para el que fue retocada una foto de 1959 de Claudia Cardinale para adelgazarla, Bellucci estima que “lo importante” es que la actriz “esté contenta” con el resultado.

Tras haber actuado en más de medio centenar de filmes, desde Drácula de Francis Ford Coppola hasta Irreversible de Gaspar Noé, la actriz afirma estar “dispuesta a todas las experiencias cinematográficas, siempre y cuando sea interesante.

“Hay películas en las que ruedo durante cuatro años, otras dos minutos”, comenta.

Afirma que está “encantada” de desempeñar por segunda vez el papel de maestra de ceremonias —la primera fue en 2003—, del Festival de Cannes, en el que ha participado ocho veces y fue miembro del jurado en 2006. El festival de Cannes se realizará del 17 al 28 de mayo de este año en la ciudad francesa.