México coproducirá cine con Sudamérica y Europa

Jorge Sánchez, director de Imcine, confirma que se pondrán en marcha los acuerdos con Brasil y Argentina; hay avances con Alemania, Suiza e Italia.
El encargado  del instituto.
El encargado del instituto. (Luis Ortiz)

México

El cine nacional sabe de los beneficios de la coproducción, vistos, entre muchos, en los filmes Jauja (Argentina y México), que en 2014 obtuvo en Cannes el galardón de la Federación Internacional de Críticos de Cine (Fipresci) de la sección Una Cierta Mirada, y Soy Nero (Alemania, Francia y México), única representación latina de la Berlinale 2016, que contendió por el Oso de Oro y Plata.

Jorge Sánchez Sosa, director general del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), está decidido a seguir fomentando estos acuerdos durante su administración. Gracias a la participación de la institución en mercados como el European Film Market, SXSW,  Marché du film, en Cannes; Festival Internacional de Toronto y Ventana Sur se han logrado 680 títulos coproducidos.

“El cine argentino entró a Brasil bajo un acuerdo de esta naturaleza. No tenemos que preocuparnos únicamente por los acuerdos de coproducción, fundamentales, porque garantizan la circulación de una película en el territorio, sino también en fórmulas de codistribución. Vamos a apoyar a distribuidores de esos dos países para que se vean en México.

“Estamos trabajando un acuerdo con Alemania. Vamos a tener la participación del European Film Market de Berlín, en el Mercado Iberoamericano del Cine y el Audiovisual (Mica) en octubre, vendrán 25 expertos. Vamos a firmar con Suiza a fin de mes, estamos trabajando con Italia y Canadá, pero entre instituciones con el Canadian Media Fund”, explica Sánchez a ¡hey!

Imcine también está en pláticas para que México se convierta en el segundo país no europeo que forma parte de Eurimages, para la consolidación de coproducciones internacionales con esos países. En esta materia China sigue siendo una asignatura pendiente, pero se están haciendo ya las gestiones necesarias para establecer una mayor cercanía.

“Es un cine que no fácilmente logra acuerdos de esa naturaleza. Son 34 licencias que conceden por año para que entren cintas producidas fuera, para ser explotadas. Es un mercado gigantesco y estuvimos allá con El comienzo, de Bernardo Arellano. Solo fue un pequeño acuerdo, pero importante.

Cine en números

De acuerdo a datos proporcionados por el Imcine, la industria cinematográfica mueve 800 millones de dólares al año.

La asistencia al cine comercial para ver películas mexicanas “no es tan motivadora como el año pasado, pero son circunstancias que se pueden revertir”, asegura Sánchez Sosa.

La tv es un escaparate fundamental, según el director; 68 millones de mexicanos ven nuestro cine en esta pantalla.