Buscan detener la maldición de las secuelas

‘El conjuro 2’ es una de las cintas más esperadas del género; Patrick Wilson, su protagonista, evitó repetirse para sorprender a la audiencia.

México

La mayoría de las secuelas no están dando los resultados esperados en Hollywood. El más reciente caso fue Las Tortugas Ninja, que en su primer fin de semana recaudó la decepcionante cantidad de 35 millones de dólares.

Otros casos como Alicia a través del espejo, El cazador y la reina de hielo o Zoolander, cuyas primeras entregas fueron un sorpresivo éxito (la Alicia de Tim Burton incluso logró superar los mil millones de dólares) tuvieron un pobre desempeño en la taquilla.

Ante ese panorama llega hoy a las pantallas de nuestro país El conjuro 2, secuela de una de las cintas de terror más exitosas de todos los tiempos, que en 2014 logró recaudar más de 318  millones de dólares en el mundo y la ovación generalizada de la crítica. Con ese escenario enfrente, ¿qué motivó a su protagonista, Patrick Wilson, a aceptar el complicado reto de superar la primera entrega?

“Tuve que pensar en que existe El padrino 2 y El imperio contraataca, un par de secuelas realmente geniales (risas). Creo que lo que nos mantuvo enfocados es que no queríamos repetir nada, queríamos llevarlo todo al límite. Y si hay algo que sé sobre James (el director), es que constantemente se está tratando de superar, es un artista muy pasional para trabajar y somos muy similares en eso; sabemos cuándo reír y cuando concentrarnos. La primera fue un gran éxito y estamos orgullosos de ella, pero no queríamos repetirnos”, dijo el actor a ¡hey!

El conjuro 2: el caso Enfield cuenta con la gran ventaja de tener al equipo original de regreso: el director James Wan, la actriz Vera Farmiga y el ya mencionado Wilson, que repite en su papel de Ed Warren, y junto a su esposa investigan casos paranormales, ahora el de la residencia Enfield en Londres, un lugar donde se registraron algunos de los fenómenos más extraños en los anaqueles de este tipo de eventos. Para Wilson, trabajar de nueva cuenta de la mano de Wan fue fundamental.

“En mi opinión, él es mejor director del género, pero con la primera entrega de El conjuro quiso salirse del género como tal, que significó atraer a una audiencia mayor y que resulta obvio con los más de 300 millones de dólares que recaudó. Muchos fans se acercaban a decirme: ‘No es una gran película de terror, es una gran película’ y eso es importante para mí”, opinó el actor, agradecido por el buen recibimiento de su trabajo.

Wilson es un actor con un cuerpo de trabajo muy variado y reconocido por los especialistas. Su rango va desde los musicales (comenzó como actor de Broadway hace más de dos décadas), hasta el terror, género en el que se ha sabido desenvolver con éxito. Para sorpresa de todos,  sus capacidades vocales e histriónicas se vieron reunidas en esta cinta, como una de las peculiares peticiones de su director.

“Cuando decidió dirigir la película yo estaba abierto a todo, confío ciegamente en él. Un día recibí un mensaje de texto en el que me decía: ‘¿Sabes tocar guitarra? Quiero que toques la guitarra y cantes en la película’ y esa fue la primera escena que él escribió cuando regresó al proyecto”, concluyó Wilson.

:CLAVES

LOS NÚMEROS DE LA HISTORIA

La cinta El conjuro, con un presupuesto de 20 mdd, recaudó en el mundo 318 mdd, convirtiéndose en una de las cintas más exitosas del género.

El derivado de El conjuro, Anabelle (2014), logró una recaudación de poco más de 256 mdd a escala mundial, a pesar de sus pobres reseñas.

Se espera que este fin de semana El conjuro 2 supere en su estreno en EU a cintas como Warcraft y Now you see me 2.