Kate Beckinsale regresa como vampiresa

Protagoniza la quinta película de "Inframundo, guerras de sangre", que se estrena mañana; la actriz expone el empoderamiento de las mujeres.

México

Dar vida a Selene, una vampiresa con letales habilidades, le ha permitido a la actriz trasladarse a universos fantásticos y salirse de su zona de confort.

“Me he atrevido a hacer locuras que serían imposibles en la vida real, no me gustan las cosas fáciles y con este personaje he experimentado muchas aventuras que jamás imaginé”, declaró Beckinsale.

La sensualidad de la protagonista es directamente proporcional a su fortaleza, pues el legendario traje de cuero negro que porta no es el distintivo principal de esta inmortal asesina.

“No sé por qué nadie se resiste a los atuendos entallados, pero me encanta que Selene no busca ser sexy. El pilar que sostiene a mi personaje siempre ha sido el amor, pues su objetivo no nada más es asesinar, su prioridad es proteger a la gente que ama”, añadió.

 “Hoy en día en la industria cinematográfica abundan las historias de vampiros y hombres lobo, pero Inframundo fue de las primeras en modernizar esta eterna batalla entre licántropos y vampiros”, añadió.

La atmósfera de fantasía, donde se desenvuelven estos peligrosos monstruos fue realizada, desde la primera entrega, bajo un esquema de realismo debido a que los efectos especiales y el CGI son solo un condimento.

 “Jamás hemos filmamos en un cuarto vacío donde no sabemos lo que sucede a nuestro alrededor, sin importar que en la primera película contábamos con poco presupuesto, esta saga siempre se ha caracterizado por proyectar una gran dosis de realismo a pesar de desenvolverse en un universo fantástico”.

En esta franquicia, el empoderamiento femenino ha llegado a su máxima potencia, pues además de que el papel protagónico es encarnado por una mujer, Guerras de sangre es la primera película de la saga comandada por una directora. 

“Pensábamos que era tiempo de que una mujer tomara la batuta. La maternidad, la coexistencia, el renacer y el amor son elementos del filme que fueron balanceados perfectamente con la acción y la fantasía bajo la dirección de  Anna Foerster”, añadió.

Para Beckinsale, sin importar que esta no sea la primera vez que da vida a esta vampiresa, la expectativa del público provoca que nunca sea fácil.  “Que la saga continúe ha dependido de la aceptación de la gente, la relación entre el público y la película es crucial. A pesar de que regresar a filmar es lo equivalente a ponerse un vestido de novia una y otra vez, los nervios siguen pues debemos alcanzar las expectativas del público”.  

CLAVES

LA SAGA CONTINÚA

La premiere se llevó a cabo en Plaza Antara Polanco y la única que desfiló por la alfombra roja fue la protagonista, Kate Beckinsale.

Se proyectó la película para más de 900 personas en cinco salas tradicionales y dos platinos de Cinemex.

Se organizaron dinámicas a través de diferentes medios de comunicación para que el público ganará pases para asistir a la premiere.