Una historia de barrio

Aunque "Jersey Boys" lleva ocho años en Broadway y ha triunfado en Londres y Las Vegas, fue hasta que Clint Eastwood la hizo propia que tuvo la fuerza para llegar a un púbico masivo en el cine.

Nueva York

Frankie Valli, aunque contemporáneo de los Beatles y los Rolling Stones, nunca logró ese nivel de fama y reconocimiento. Sin embargo, muchas de las canciones que puso en el mapa y que compuso su compañero Bob Gaudio, definitivamente son clásicos que conocemos aunque no tengamos muy claro de dónde. Entre ellas: “Sherry”, “Walk Like a Man”, “Can’t Take my Eyes off You” y “Oh, What a Night”. De eso y de la complicada vida de estos chicos de Nueva Jersey trata el musical Jersey Boys. Desde los embrollos con la delincuencia hasta el éxito internacional y la capacidad de perderlo todo de un golpe son los temas que atraparon al director, Clint Eastwood, y que lo convencieron encabezar este sorprendente largometraje.

Tres de sus protagonistas salieron directo del escenario, empezando por John Loyd Young, quien interpretó originalmente a Frankie Valli. “No hubo nunca el menor problema porque todos amamos a Clint Eastwood y estábamos felices de poder hacer esta película. Interpretamos el conflicto en la pantalla pero fuera, era pura diversión”, declaró el actor.  “Creo que la carrera de Clint lo llevó hasta el punto donde podría dirigir esta película. Ha hecho la música de muchas de sus películas, pero también tiene esta cosa que, obviamente empezó en el viejo oeste, donde se habla de la verdadera capacidad de resistencia del ser de esos lares, pero también entiende eso respecto a la parte del este y sus habitantes, ¿Rio Místico ya fue hace quince años? Así que si ves su carrera hay señales que dejan claro que para cuando llegara este show a su vida, él estaría perfectamente preparado para ello”.

 El actor Michael Lomenda, quien interpreta a Nick, el cuarto miembro del grupo, tiene también sus teorías del porqué esta era la cinta perfecta para Eastwood, aunque tantas personas dudaron al principio de verlo encabezar algo tan distinto.

  “Creo que el público en general no se da cuenta que tan musical puede llegar a ser Clint, es un aficionado del jazz y además es increíblemente talentoso. Toca el piano, ha tocado en Carnegie Hall. Tiene respeto por la música”. Y respecto a la vivencia de estar cerca de uno de los grandes maestros del cine: “Vienes a trabajar a jugar lo cual es la más maravillosa situación posible. Sí, realmente llegas a trabajar fuerte, pero él tiene un sentido del humor deliciosamente siniestro. Tiene ochenta y tanos años y está corriendo por todo el set y trepándose en el gran piano para conseguir la toma”.

 Y Vincent Piazza, quien brincó a la fama por aparecer en la serie de HBO Boardwalk Empire, aseguró respecto a su líder: “Creo que respecto a tu pregunta sobre de que si él es la opción evidente o no para dirigir esto, hay ciertos directores que ya están mucho más allá de los géneros. Que tienen el pedigrí para poder hacer lo que sea. Y hay un lado humano que Eastwood trae a sus películas, sean musicales o no, que trascienden todo. Es el tipo que quieres para contar estas historias de amistad”.

 Mucho nervio y luego certeza

 Aunque los cuatro admitieron que estaban un poco nerviosos al principio, sobre todo al enterarse que para elegir a gran parte de su elenco Eastwood fue de incógnito a ver las producciones de Jersey Boys en diferentes lugares del mundo, Lomenda asegura que el día a día fue de lo más natural para todos. “Él no se esconde en su tráiler, está sentado comiendo su lunch con todos nosotros. Y estás sentado en una mesa, platicando del día. Él está muy disponible y eso es maravilloso”.

 Erich Bergen interpreta a Bob Gaudio, el último miembro en incorporarse a la banda y el compositor de todos los grandes éxitos. Él mismo responde a las dudas de aquellos que cuestionan por qué llevar a los Jersey Boys a la pantalla grande

“La primera vez que lo vi fue en los previos y me preguntaba ‘¿por qué habría que hacerse un musical acerca de Frankie Valli y los 4 Seasons?’. Habían recién fracasado unos cinco musicales de rockola en Broadway y la comunidad teatral estaba enojada. Llevé a mi padre y me dijo: “Tú puedes hacer ese papel”, seis meses después estaba ensayando y ahora estoy aquí. Me capturó desde el primer momento y ahora es parte de mi vida”.

 Lo mismo le ocurrió al protagonista, John Lloyd Young, “Yo también tenía mis dudas al principio de todo esto, pero me dieron los libretos originales, donde solo estaban los diálogos, y pensé: ‘Este es material verdaderamente sólido. No es normal para un musical’. Se leía como una obra de cámara”.

 Cada uno de ellos tuvo distintos retos. En el caso de Tommy, por ejemplo, era el hecho de que él era el único miembro del elenco principal que no había interpretado a su personaje en el escenario y que no se había dedicado tanto al teatro musical.

 “Me parece que la manera en la que me perdonaba a mí mismo todos los días era recordarme que Tommy no era precisamente el más apto de todos para las cosas musicales, así que si fallaba uno o dos pasos por aquí, estaba bien. Él era el tipo al que se le hubiera ido el paso en la vida real”.

 Jersey Boys puede funcionar de muchas maneras. El reducido público que ama los musicales se va a sentir más que satisfecho, aunque el hecho es que las canciones no son necesariamente el factor principal, sino la razón que junta a todos los personajes.

 Todos aquellos que quieran una historia al estilo Clint Eastwood, con un tanto de ritmo y rolas que amamos pero que ni recordábamos que conocíamos, van a encontrar lo que buscan en Jersey Boys. No, no es una película para un solo público en particular.