Fidel Castro queda inmortalizado en el cine

El ex mandatario sirvió de inspiración para varias películas y participó en algunas otras; algunos músicos alrededor del mundo escribieron también canciones para El Comandante.
El cineasta Oliver Stone filmó la historia del cubano en dos ocasiones.
El cineasta Oliver Stone filmó la historia del cubano en dos ocasiones. (Especial)

México

Fidel Castro no solo quedará inmortalizado en la política, pues cuando joven, y antes de dirigir su nación, tuvo breves apariciones en cine. Más tarde, ya como icono de la Revolución Cubana, inspiró algunas historias dentro del séptimo arte.

Rondaba los 20 años de edad cuando debutó en el cine con Bathing Beauty  (1944), donde su minuto de fama fue a través de la interpretación de un estudiante. Dos años después fue extra en Easy to Wed (1946) y su última aparición fue en Hollidays in Mexico, de ese mismo año.

Su incursión en la política fue en 1956, cuando se integró a las Fuerzas Armadas, tres años más tarde se convirtió en presidente y le bastó una década al mando para que su imagen fuera recreada en Topaz, de Alfred Hitchcock.

The Life of Juanita Castro es una sátira de 1965 dirigida por Andy Warhol, reconocido artista de pop art, cuya historia parte de un dramaturgo que provoca a un grupo de actores a ridiculizar al ex mandatario y a su familia, con el trasfondo de reflexionar sobre el odio que envolvió su mandato.

En 1969 Jack Palance dio vida a Fidel en la cinta Che, que si bien se centra en la vida de Ernesto Guevara, el personaje del ex mandatario cobra un peso importante; sin embargo, la crítica no la favoreció por las personificaciones exageradas y mala narrativa.

Más tarde, en 1983, Scarface de Brian Palma narró el episodio en el que el gobierno cubano permitió el envío de miles de delincuentes hacia Miami desde el puerto de El Mariel.

El interés de Oliver Stone por la vida del ex mandatario fue expuesto en cine por primera vez en 1991 con JFK, cinta que muestra pasajes de la política en Cuba a raíz de la dirigencia de Castro.

El cineasta estadunidense no quitó el dedo del renglón, pues en 2003 lanzó el documental El Comandante, donde realiza un retrato de Castro a través de una entrevista que le realizó cuando se encontraron en Cuba. Un año más tarde la narración continuó en la segunda parte: Looking for Fidel, donde el cineasta interroga al mandatario respecto a los derechos humanos y la oposición política.

En 2002, Víctor Hugo Martín y Honorato Magaloni dieron vida al ex presidente en dos etapas de su vida para la película Fidel, de David Attwood.

En 2005, Andy García contó a su manera un episodio de la historia en Cuba en The Lost City, donde el actor Gonzalo Menéndez interpretó a Fidel Castro y más recientemente, en 2008, Demian Bichir lo personificó en la cinta Che, guerrilla, protagonizada por Benicio del Toro.

Fueron dos películas de Steven Soderbergh que tienen como eje al Che Guevara, pero en las que destaca la interpretación de Bichir, pues su caracterización e imitación de gestos recibieron aplausos de la crítica.

Fidel también fue fuente de inspiración para la música. En su honor se escribieron canciones como “El elegido”, de Silvio Rodríguez; “Y en eso llegó Fidel”, de Carlos Puebla; “Milonga para Fidel”, de Osvaldo Pugliese, y “Si Fidel es comunista”, de Daniel Santos, algunas de ellas con poco resalte, pero dedicadas al ex mandatario.  

Discovery recuerda

El canal programó para hoy dos documentales que retratan al político.

Fidel Castro en la mira, la historia épica de El Comandante contada por espías, periodistas y quienes intentaron acabar con él durante más de 50 años.

El Fidel que conozco, examina pasajes desconocidos acerca de la vida de Fidel Castro, a través de relatos  personales, anécdotas, testimonios, imágenes de archivo y cartas familiares.