Emociona a Echeverría regresar a la "Berlinale"

El cineasta plasmó en "Eco de la montaña" el mundo de los huicholes
Presentará documental huichol.
Presentará documental huichol. (Especial)

San Cristóbal de las Casas

Después de 24 años, Nicolás Echeverría volverá a la Berlinale para inaugurar la nueva sección del festival de cine, Native, la cual busca impulsar cine de corte indígena; este espacio abrirá con la proyección del documental Eco de la montaña del realizador mexicano.

El cineasta comentó que fue en la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Guadalajara donde recibió la invitación para participar en la Berlinale, pero le sorprendió que, entre la infinidad de opciones, su documental haya sido elegido para abrir la nueva sección.

“Es oficial, regreso a Berlín después de 24 años, cuando estuve con Cabeza de vaca, esa película fue mi primera ficción, pero desde hace años comenzó una mirada personal sobre el mundo indígena. Eco de la montaña abrirá con broche de oro en Berlín”, dijo Nicolás Echeverría.

“El mundo huichol interesa en el mundo, por eso llamó la atención del festival. Son un grupo interesante; de todos los grupos en México, los huicholes son los que mejor han conservado su cultura, han sido capaces de tener un pie en la cultura occidental y el otro en su mundo”, agregó.

El cineasta plasmó en Eco de la montaña el mundo de los huicholes, y Santos es su protagonista, quien aceptó participar, con la intención de que el mundo conozca su cultura y tradiciones: “Quise filmar su vida en medio de su hábitat, pero no me dieron permiso de hacerlo”, dijo.

Por  eso invitó a Santos a realizar el rodaje en una casa en Zacatecas, donde el huichol estuvo por cerca de un año: “En ese tiempo se entregó al taller y a la creación del mural de chaquira, que mide más de tres metros”, agregó Nicolás, sobre la obra que se exhibió en Francia.

Eco de la montaña no es el primer acercamiento que el cineasta tiene con el mundo huichol, antes se involucró con  una historia sobre la importancia del peyote, y desde entonces no ha perdido contacto, “soy nayarita pero el mundo huichol no siempre fue abierto.

“Hoy es imposible dejarlos fuera, muchos de ellos tienen celular y coche, eso no se veía antes, no había forma de llegar a la sierra, era un mundo muy cercano, pero también lejano. Desde mis inicios como cineasta me interesó su mundo, fue una fascinación conocer su cultura”, dijo.

Después de Berlín, Eco de la montaña llegará a las salas comerciales bajo la distribución de Cinépolis.