Conquistan "Las elegidas" a Cannes

El mexicano David Pablos destacó lo funcional de que su elenco no sean actores; compite en la sección Una Cierta Mirada.
La película, producida por Canana, fue muy bien acogida ayer en la función de prensa.
La película, producida por Canana, fue muy bien acogida ayer en la función de prensa. (Reuters)

Cannes

Trabajar con no actores representó una prioridad para David Pablos, quien considera que el talento natural permite a las historias ofrecer matices mucho más realistas que las que un actor profesional puede proponer desde la ficción; por ello, gran parte del elenco de Las elegidas es nato.

“Me gusta la vida y el tono que aportan a la historia, ellos son lo que son, sin fingir algún tema; personas como ellos reflejan el entorno en el que viven, por eso me fue importante encontrar chicos con características similares a las de los personajes”, dijo David Pablos en entrevista.

El mexicano, quien presentó su filme en Cannes, explicó que lejos de proponer una historia hostil sobre el tráfico de mujeres, quiso tocar fibras relacionadas con el amor, a través de la vida de un joven que fue entrenado por sus padres para seducir chicas y secuestrarlas.

“No quería una película sórdida y sensacionalista. Esta historia explora el carácter humano, muestra una problemática muy dolorosa en el mundo, como el tráfico de mujeres, pero visto desde el ángulo de dos jóvenes que se relacionan, desde una historia de amor”, dijo el cineasta, quien entró en competencia en la 68 edición del Festival Internacional de Cine de Cannes con el estreno de Las elegidas, en la sección Un Certain Regard (Una Cierta Mirada).

La película, producida por Canana, fue muy bien acogida ayer en la función de prensa, celebrada en la sala Debussy del Palacio de Festivales, donde se proyectan los filmes de la segunda sección más importante del encuentro cinematográfico.

El largometraje, un drama rodado en Tijuana, cuenta la historia de una joven, Sofía, de 14 años, a la que su relación de pareja la lleva a ingresar en una red de prostitución.

El guión de la película, aplaudida al final de la proyección, surgió de la pluma de José Volpi, quien se espera que acuda a Cannes.

La película, de 105 minutos de duración, compite entre una veintena de filmes de todo el mundo por los premios que se conceden en la sección, cuyo jurado de cinco miembros preside este año la actriz ítalo-estadunidense Isabella Rossellini. 

Claves

Para hoy

- El director David Pablos participará en una conferencia sobre la película destinada a la prensa mexicana.

- Además del joven realizador, de 32 años, a Cannes se han desplazado varios miembros del equipo del filme, entre ellos dos de las actrices de la película, Nancy Talamantes y Leidi Gutiérrez, y el productor Pablo Cruz.

- La cinta representa a México este año en una de las principales secciones del Festival de Cine de Cannes.

• • •

Ojalá no sea solo una moda: Cate Blanchet

El Festival de Cine de Cannes va a la mitad, pero ya hay algo claro, este año le pertenece a las mujeres. Desde el comienzo, esta edición ha sido dominada por las mujeres y el debate sobre la igualdad de género en la industria cinematográfica. Cada año hay temas que sacuden el festival, pero las conversaciones dan la sensación de un cambio que se ha ido cocinando por años y ahora está emanando como un clamor con frustración.

“Espero que no sea solo este año, que no sea solo algo de moda”, dijo Cate Blanchett, cuya historia sobre un romance lésbico de la década de 1950, Carol, ha sido una sensación en el festival por decisión unánime.

“Es muy importante seguir hablando de esto”, agregó la actriz. “Quedó fuera de los intereses y perdimos un poco de terreno”.

Cannes, en su 68 edición, es de alguna manera un lugar poco esperado para una explosión de denuncias al sexismo. Esta exhibición de glamur en tacones y cine ambicioso de la Riviera Francesa ha sido criticada por la falta de directoras en competencia por la Palma de Oro, el premio mayor del festival donde se suelen estrenar unas 20 películas. Cuando no hubo directoras en competencia hace unos años, algunos protestaron y firmaron una petición para que se hicieran cambios.

La defensa del festival ha sido a lo largo de los años que solo pueden programar las películas que se realizan y que el enojo debería estar dirigido a la industria, los ejecutivos de los estudios y los productores independientes.

EFE/Cannes

• • •