Roselyn Sánchez advierte en la pantalla sobre el abuso doméstico

La actriz produce y protagoniza "Death of a Las Vegas Showgirl", filme basado en hechos reales que estrena mañana por Lifetime; la puertorriqueña defendió el valor de mujeres y migrantes.
Afirmó que combinará su carrera con la maternidad.
Afirmó que combinará su carrera con la maternidad. (Lifetime)

México

En 2010 la muerte de Debbie Flores conmocionó Estados Unidos. La puertorriqueña de 30 años se encontraba en Las Vegas luchando por su sueño artístico cuando fue asesinada y descuartizada por su ex novio. La historia fue detallada en un libro de Carolina Sarassa, quien buscó a Roselyn Sánchez para contarla también en cine.

La actriz, reconocida por su aparición en programas como Devious Mades, leyó el libro (Dancing on Her Grave: The Murder of a Las Vegas Showgirl) y quedó en deuda con su compatriota asesinada, por lo que no dudó en producirla en cine, junto con su marido Eric Winter, bajo el título Death of a Las Vegas Showgirl para Lifetime y que estrena mañana.

“Para mí fue algo muy personal poder representarla. Es una temática muy fuerte, violencia doméstica, una muchacha educada, buena persona, con licenciaturas y cómo es posible que no tuvo la lucidez de saber que estaba con la persona incorrecta, al nivel de que perdidó la vida a pesar de convivir con él en todo momento”.

Sin embargo, la actriz piensa en el futuro y de forma positiva, cuando asegura que se dará por bien servida si por lo menos una joven que vea la cinta y se la identifique con su relación amorosa, reflexiona y sobre todo da marcha atrás.

“Cuando la grabé fue muy fuerte, porque era una muchacha llena de vida, son cosas que te están pasando en la cara y no te das cuenta. Lo que pasa es que uno cuando se enamora no presta atención, era superimportante llevar el mensaje a estas niñas jovencitas, para que pongan atención y sepan: ‘Si no me conviene, mejor me voy’.

“En Puerto Rico dicen que una vez en tu vida por amor te vuelves bruta, si puedo poner un granito de arena en que una niña vea esta película y se identifique pero sobre todo recapacite, yo estaré tranquila”, declaró la actriz.

Roselyn, como Debbie, llegó a Estados Unidos con el sueño de convertirse en una estrella y para ella la suerte jugó de su lado, por lo que las actuales políticas migratorias contra los latinoamericanos la dejan sumamente sorprendida.

“Llevo en esta industria más de 20 años, me fui de mi país bastante joven con la ambición de ser artista y triunfar, como todo en la vida, con altas y bajas, pero ha sido una carrera muy constante y estoy superorgullosa de decir que vine a este país como migrante, pero a trabajar como Dios manda, soy una persona de provecho para la sociedad de este país”, declaró.

La mujer en el cine

Para la puertorriqueña, que ahora voltea la mirada a la producción, es importante contar historias que muestren la fortaleza de la mujer, pero también sus debilidades y malos ratos.

“Cada día estamos demostrando más el poder que tiene la mujer, es lindo mostrar historias positivas, de victoria y de gloria, pero también es valioso mostrar la realidad, que cualquier persona de cualquier clase social puede pasar por una historia negativa.

“Para mí es importante llevar todo tipo de historias, porque esa es la vida de la mujer”, dijo.

Sánchez, quien también ha incursionado en el ámbito musical, ha demostrado su calidad humana en labores de beneficencia, al apoyar a niños pobres con enfermedades extrañas, así como su cercanía con PETA, en diversas campañas de promoción y ayuda a los animales.

Ahora es productora

En la experiencia de trabajar en Death of a Las Vegas Showgirl junto a su esposo, Sánchez se enfrentó a un reto que le dejó la sensación de continuar por ese camino.

“Me estoy concentrando en otro bebé, quiero extender la familia este año, decidí quedarme más tranquila y dedicarme también a la producción, donde no tengo que estar frente a la cámara, para poder concentrarme en la maternidad. Estoy aprendiendo muchísimo como productora”, señaló.