Ya está en campaña "La dictadura perfecta"

Luis Estrada destapó a Carmelo Vargas como el candidato ficticio que peleará por la Presidencia del país para 2018.
Estrada comentó que, hasta el momento, no ha tenido problema por el uso de logotipos de partidos.políticos o retrato de figuras públicas.
Estrada comentó que, hasta el momento, no ha tenido problema por el uso de logotipos de partidos.políticos o retrato de figuras públicas. (Héctor Zamarrón)

México

Desde hace algunos días, Carmelo Vargas se destapó (en redes sociales) como el candidato ficticio que busca ocupar el puesto de Presidente en 2018; esta campaña surgió como parte de la promoción que Luis Estrada diseñó para el estreno de su más reciente filme, La dictadura perfecta.

“Pensé que no había mejor manera para ayudar a la gente a entender la película que promocionarla con una campaña política ficticia, con los mismos instrumentos que los políticos usan para llevarnos al baile”, comentó Luis Estrada, en entrevista con ¡hey!

“El de la idea fui yo, dije: ‘vamos a darles una cucharada de su propio chocolate, vamos a ganarle a estos señores la carrera por la Presidencia y vamos a posicionar a nuestro candidato Carmelo Vargas’, un monstruo de corrupción, autoritarismo e impunidad”, agregó el director.

La campaña en redes sociales consta de parodias a las revistas Time y Proceso, donde aparece el candidato Carmelo Vargas, al igual que varias pancartas en las que se aprecia la leyenda “Carmelo para presidente”; de hecho, el político de la ficción suma día a día más seguidores en Twitter.

“Queremos que Carmelo les dé un madruguete a todos sus colegas, hay algunos que se pusieron nerviosos porque Carmelo va a la cabeza de las encuestas, estamos por destaparlo; en una de esas Carmelo se cuela a la grande y se convierte en Presidente”, explicó Estrada.

Respecto a la candidatura por la Presidencia del país, Carmelo Vargas (Damián Alcázar) adelantó que tiene en mente un plan de gobierno eficaz.

 “Lo he hablado con mis asesores y me parece que vender la península de Baja California sería buena idea, está muy lejos y ya casi no hay mexicanos.

“Vender esas playas lejanas nos daría mucho dinero. También tengo planes para el campo mexicano, que no haya apoyos para el campo, así en treinta años lo podremos vender o alquilar, si quieren maíz que sabe rico, vayan a esas tiendas por maíz transgénico”, agregó el candidato.

Luego de dar a conocer su plan de gobierno, Carmelo aprovechó para recordar que su padre fue Juan Vargas.

“Aquel político que se metió con la putita del pueblo en La ley de Herodes, por tanto soy un hijo de puta. Por el momento sigo siendo un ciudadano, pero pronto seré presidente”.

Dada su apretada agenda, Vargas salió de los Estudios Churubusco, donde se presentó el elenco de Ladictadura perfecta, pero dejó en su representación a Damián Alcázar, quien enfatizó lo importante que es para el público conectar con esta historia, “es como un cachetadón”.

“El sabor es amargo, como si estuvieras crudo, más por el momento en que se estrena la película, todo es infame para el campesino o el futuro maestro.

La dictadura perfecta es una ficción muy pequeña en relación a la realidad, quién sabe qué hace falta para que esto cambie”, dijo Alcázar.  

Claves

La Campaña

- La promoción de la película incluye pancartas que no solo se difunden a través de redes sociales, algunos carteles han sido colocados también en vías públicas.

- En la parodia de la revista Time se ve a Carmelo Vargas en portada con la leyenda “Saving Mexico Again”, en tanto, en la parodia a la revista Proceso se lee “Dinosaurio atrapado”.

- En las imágenes que circulan en redes sociales se aprecia una en particular que destapa a Carmelo Vargas como candidato a la presidencia “México puede cambiar”, dice.