Bianca Jagger pide apoyo para ambientalistas en el FICG

La activista recibió el Mayahuel de Plata en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara, donde pidió que se aclare la muerte de Berta Cáceres.
Bianca Jagger pide que se aclare la muerte de Berta Cáceres.
Bianca Jagger pide que se aclare la muerte de Berta Cáceres. (Twitter: Bianca Jagger)

Guadalajara

Durante la clausura del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, Bianca Jagger, activista y ex pareja sentimental de Mick Jagger, pidió al gobierno hondureño esclarecer la muerte de la ambientalista Berta Cáceres.

A la par, la activista que recibió el Mayahuel de Plata en el FICG, pidió el cese a la alerta migratoria que pesa sobre el mexicano Gustavo Castro Soto, único testigo sobreviviente del asesinato de la líder indígena que peleó contra la construcción de la presa hidroeléctrica Agua Zarca.

"Quiero dedicar este reconocimiento a la ambientalista indígena Berta Cáceres, y a todos aquellos que luchan por los pueblos y la preservación de la tierra frente a la depredación que causan las mega industrias en nuestras tierras Latinoamericanas.

"Quiero expresar mi profunda tristeza e indignación por el asesinato de Berta, quien dedicó su vida la defensa de las comunidades y territorios, cuyos derechos fueron vulnerados frente a la devastación causada por la construcción de la presa, así como los proyectos mineros en Honduras", dijo.

Bianca exigió al gobierno hondureño que se realice una investigación abierta para esclarecer el caso sobre el asesinato de la líder indígena; del mismo modo pidió al presidente de México, Enrique Peña Nieto, garantizar y salvaguardar la vida de Gustavo Castro Soto, único testigo del asesinato de la ambientalista Berta Cáceres y retenido en Tegucigalpa en el marco de las investigaciones del crimen, para que regrese lo antes posible a este país.

La ambientalista fue asesinada el 3 de marzo por desconocidos que entraron a su vivienda en La Esperanza, 200 km al noroeste de Tegucigalpa, e hirieron al activista mexicano Gustavo Castro, quien estaba en la misma vivienda.

Dos días después del crimen, Castro envió una carta desde el sitio donde las autoridades hondureñas lo retuvieron como testigo, para denunciar que los investigadores modificaron la escena del crimen para tratar de ocultar a los culpables.

Oscar Castro, un hermano de Gustavo, junto a ambientalistas y tres hijas de Cáceres, denunciaron el jueves que las autoridades hondureñas pretenden inculpar al mexicano para dejar de investigar a una empresa hidroeléctrica que había amenazado a Cáceres, quien se había opuesto a la construcción de una represa en el río Gualcarque, que cruza por comunidades de indígenas lencas.