Busca atraer a la generación RBD a su "dictadura perfecta"

El director Luis Estrada confía en que haber integrado rostros nuevos a su equipo de trabajo, como Alfonso Herrera, le reditúe buenos resultados en la taquilla a partir del 16 de octubre.

México

Entre las situaciones que darían satisfacción al cineasta Luis Estrada con el estreno de La dictadura perfecta destaca atraer a un nuevo público, como aquellos jóvenes que Alfonso Herrera cautivó tras su paso por RBD, y que en esta historia lo verán convertido en un productor de noticias, con un propósito ambicioso: colocar a un gobernador como presidente.

“Una película sin público no tiene sentido; como productor y director pienso que mientras más elementos atractivos tengas para el espectador, mejor te va, la presencia de actores de otro formato sí tiene un rasgo provocador, pero también creo que va a acercar a un público diferente, que no era el de mis películas”, dijo Luis Estrada, en entrevista con ¡hey!

“La presencia de Alfonso Herrera es buena, todo mundo lo identifica con RBD y fue una sorpresa verlo actuar, es un actor que, dimensiona en un nivel que no pensé; lo mismo me ocurrió con Silvia Navarro, Oswaldo Benavides, Itatí Cantoral, Livia Brito, Jorge Poza y Saúl Lizaso, me sorprendió ver que le daban batalla a monstruos como Damián Alcázar o Joaquín Cosío”, agregó.

La presencia de actores de la pantalla chica es solo un elemento que se suma a las intenciones de Estrada frente al espectador: “Si por alguna razón la gente no quiere ver la película por su temática o porque no le gustan mis anteriores películas, porque dicen que soy pesimista en cuanto a la situación del país, por lo menos se van a acercar por verlos a ellos.

“Nada me haría más feliz que ver a estas niñas (que crecieron siendo fans de RBD y de Alfonso Herrera) entrar a las salas de cine a ver una película que les habla sobre su país, sus problemas y realidades creo que incluirlos en el elenco fue arriesgado, pero acertado”, explicó Estrada respecto al público potencial que representan los fans de RBD.

El elenco que trabajó por primera ocasión con Estrada fue seleccionado a través de un riguroso casting, encabezado por Sandra León.

“Yo también tenía prejuicios sobre los actores de televisión, pero para La dictadura perfecta necesitaba actores de características que no eran fáciles de colocar, y decidí hacer un casting muy específico.

“Sandra invitó a muchos actores para interpretar a los nuevos personajes, y así llegaron histriones de otros medios; quizá muchos han desarrollado su carrera en televisión, propiamente en las telenovelas, pero debe quedar claro que hice un casting de verdad muy riguroso y ellos aceptaron los términos, realmente se quedaron los mejores”, dijo.

Así, Luis convocó a un elenco ya conocido en sus filmes: Damián Alcázar, María Rojo, Salvador Sánchez y Joaquín Cosío, entre otros, que se complementaron en el set con la propuesta actoral de Alfonso Herrera, Saúl Lizaso, Silvia Navarro, Oswaldo Benavides y Livia Brito, por mencionar a parte del elenco que dio vida a La dictadura perfecta.

La cinta de Estrada llegará a unas mil pantallas el próximo 16 de octubre, día en que el público podrá reflexionar con la historia de un gobernador que busca convertirse en presidente con ayuda de la televisión.

El elenco lo encabeza Damián Alcázar, con el rol del gobernador Carmelo Vargas, quien se relaciona con una actriz de telenovelas, interpretada por  Livia Brito.  

Claves

Historia futurista

- Alfonso Herrera da vida a un productor de un noticiario de televisión, que se vincula con un gobernador corrupto para convertirlo en presidente.

- Según palabras de Estrada, La dictadura perfecta es una historia futurista sobre los hechos que pueden marcar las elecciones federales del 2018.