Ataque ochentero

En "Pixels", Adam Sandler nos enseña de la mano del director Chris Columbus cómo los "aliens" nos enfrentarían si vieran a los humanos como personajes de videojuegos de los 80.

Cancún

La premisa es simple: los seres humanos mandaron una cápsula al espacio exterior para comunicarse con los extraterrestres y lo hacen enviando las imágenes más emblemáticas. En su momento, por supuesto, estas eran los clásicos videojuegos.

Chris Columbus, director de cintas como Mi pobre angelito y las primeras entregas de Harry Potter, contó: “Cuando Adam me dio el script no tenía idea de qué iba a leer. Lo emocionante fue hacer algo original en el verano, cuando solo hay superhéroes y secuelas. Me recordó a los tiempos originales de Amblin”.

Pero no era asunto sencillo conseguir a los personajes que destruirían al mundo en esta historia, sobre todo por lo protegidas que se encuentran por las compañías de videojuegos.

“Lo increíble es que conseguimos los derechos de Donkey Kong. Tuvimos muchas juntas con las compañías de videojuegos. Lo que no podía creer es que obtuvimos los grandes éxitos de todos estos personajes; tuvimos que dar muchas explicaciones de cómo íbamos a tratar a los personajes. A ellos sí les importa PacMan, lo tratan como un personaje de carne y hueso”, dijo.

Sandler, quien es ya conocido por recrear en varias comedias la década de los ochenta tiene recuerdos muy específicos de la época que lograron realmente involucrarlo en este proyecto.

“Yo jugaba todos, pero mi juego favorito era Galaxia. Me daban 25 centavos y corría a jugar. Hay un libro que no sé si conocen, se llama Guinness. Me encuentran ahí”, presumió entre risas. Pero después explicó un poco más serio por qué esta es una gran noción para llevar a la pantalla grande de este nuevo modo.

“Visualmente los juegos de los ochenta eran divertidos. Asteroid era divertido. Los colores eran muy amables y era parte del motivo por el cual nos sentíamos muy bienvenidos en ese mundo. Aunque sí estabas disparándole a cosas y tratando de aniquilarlas, había colores y la alegría natural en ellos”.

 Acompañando a Adam Sandler, y a su habitual compañero de películas, Kevin James, están Josh Gaad (Book ofMormon) y el popular Peter Dinklige, quien ha cobrado una fama extraordinaria por su participación en Game of Thrones de HBO.

Él nos explica por qué le resultó tan buena idea dar un salto actoral de este tipo.

 “No quisiera aburrirme ni a mí mismo ni a ustedes repitiendo lo que hago. Game of Thrones es un asunto serio, así que cuando algo así llega ni lo piensas dos veces”, dijo.

 Por su parte, Josh Gaad, quien aunque es más conocido por sus comedias también ha hecho una serie de personajes dramáticos muy exitosos con la crítica, tiene muy claros sus motivos para ser parte del elenco de Pixels.

“Dejé de jugar videojuegos cuando nacieron mis hijos, pero recuerdo que lo que más me gustaba era lo simple de esos juegos. Nada como PacMan y Tetris es lo más adictivo. Hay un motivo por el cual Candy Crush es lo que es. ¡Ah! y Angry Birds”, recordó justo a tiempo, haciendo alusión a la otra película de Sony Pictures que estaba promoviendo en Cancún

 “Y la película de Angry Birds es todavía mejor que el videojuego”, añadió.

En cuanto a la nostalgia de aquellos tiempos, Adam Sandler recuerda cómo el hecho de que los juegos fueran de cierta manera efímeros lo hacía todo más interesante.

“Lo mejor de nuestra era es que tenías que ponerle 25 centavos a la máquina y se te acababan esas monedas. Ahora solo acaban y van de nuevo”, concluyó.