La animación no solo es para princesas

Películas como "Frozen", "Shrek", "La princesa y el sapo", "Brave" y "Mulan" muestran un equilibrio de género
Películas como "Frozen" muestran un equilibrio de género.
Películas como "Frozen" muestran un equilibrio de género. (Especial)

México

Por años, el mundo de los filmes animados estuvo colmado de princesas en apuros, pero hace más de una década llegó a la pantalla un ogro verde que cambió la forma de ver los cuentos de hadas y dio a los creativos la oportunidad de equilibrar esa lucha de géneros que ponían al príncipe como elemento necesario y casi vital para la princesa.

Hoy en día, el estereotipo de la damisela en apuros cayó ante personajes más libres e independientes; así lo concibe para dar forma al antihéroe de los cuentos de hadas: Shrek, quien junto a Fiona proyectó un equilibrio de género a los infantes.

Enrique Navarrete es un animador mexicano, quien forma parte de Dreamworks.


“Cuando me invitaron a esa producción no creía en lo que podía lograr, era un personaje tan diferente, tan poco convencional, que pensé que no tendría éxito, porque la gente estaba acostumbrada a ver princesas cantando junto a pajaritos, a ver a los príncipes rescatar a sus princesas en apuros”, dijo Enrique Navarrete, en entrevista con ¡hey!

Shrek vino a romper paradigmas y revolucionó el mundo de la animación y sus historias. El éxito de la película  nos dio una lección a quienes no creímos en que podía ser bueno, pero luego fuimos testigos del amor del público a un personaje distinto, así llegó la saga con Shrek 2, Shrek Forever After y Shrek the Third.


El ogro que conquistó a la princesa Fiona se convirtió en un fenómeno, recaudó más de 250 millones de dólares alrededor del mundo, nada mal para un filme que hace una década comenzó a proyectar mensajes diferentes en la pantalla grande, que replanteó los contenidos de los que se nutren miles de niños cuando eligen ver una película.

“Se vivieron tiempos muy masculinos, en los que la mujer se determinó a ser rescatada y bonita, a no contradecir y no decir lo que pensaba, luego llegó el feminismo, pero no se trata de contraponer, las mujeres no pueden estar enojadas con los hombres, debemos equilibrar esta parte de género”, dijo Fabiola Aguirre, licenciada en psicología.

Shrek muestra a una Fiona libre, ruda y que no espera, pero que al mismo tiempo quiere estar con Shrek. El filme muestra esta parte de unificación, este tipo de mensaje es bueno para los niños, necesitamos esa dualidad: una pareja externa, pero si no existe, se tiene internamente, esa dualidad está fracturada dentro del ser”, añadió.

"Shrek vino a romper paradigmas y revolucionó el mundo de la animación", expresó Navarrete.


Después de Shrek, la lista de personajes que se alejan del estereotipo crece, hoy el público goza de princesas guerreras como Mulán y Mérida (Brave), emprendedoras como Tiana (La princesa y el sapo), e independientes como Elsa (Frozen); mujeres que no necesitan ser rescatadas por su príncipe azul, pero que tampoco lo hacen a un lado.

“Es bueno el que las mujeres reconozcan su potencial. Mujeres y hombres tenemos una parte femenina y otra masculina, la parte femenina está relacionada con ser pasiva, con dar, esperar y ser sensitiva; la masculina con la acción, lo quiero lo tomo, más decisiones, estas dos fuerzas se deben equilibrar”, explicó la psicóloga.

De Dreamworks a México

Al paso de esta década, Navarrete volvió a México para compartir su experiencia con las nuevas generaciones, a través de su escuela de animación Animaturas.

Formó parte de El príncipe de Egipto, Shrek, Hormiguitaz y Madagascar, “los estudios grandes te abren las puertas cuando te ven capacidad artística, más que técnica”.