Woody Allen lleva a Cannes a su "Hombre irracional"

El director neoyorquino presentó el onceavo filme que lleva al festival aunque, como acostumbra, lo hizo fuera de competencia.
Hizo el paseo por la alfombra con sus actrices.
Hizo el paseo por la alfombra con sus actrices. (AP)

EFE

Woody Allen no decepcionó ayer en Cannes con su nuevo trabajo, Irrational Man, una película inteligente, luminosa y divertida, tanto como el propio director en la rueda de prensa, en la que afirmó con su habitual seriedad que hacer películas es su forma de distraerse de la realidad de la vida.

“No hay respuesta positiva para la vida (...) la vida tiene su propia agenda y te pasa por encima”, así que lo que hay queconseguir es “algo que te permita explicar por qué la vida vale la pena vivirla”.

Y en su caso, lo tiene claro, es el cine: “Todo lo que creas en tu vida se va a evaporar. El universo desaparecerá. Todo lo que hizo Shakespeare o Miguel Ángel, todo va a desaparecer por mucho que lo cuidemos. Así que mi conclusión es que la única forma posible en la que puedes afrontarlo es con distracciones”, dijo Allen.

“Hacer películas es una maravillosa distracción”, afirmó el realizador, que considera que quien no tiene nada con lo que entretenerse, se dedica a pensar qué le va a pasar y si va a morir.

En ese esquema se encajan sus películas, una por año de forma muy organizada y sistemática, la última de las cuales se presentó ayer fuera de competencia en el Festival de Cannes y recibió sonoros aplausos tras su primera proyección para la prensa.

Joaquin Phoenix, Emma Stone y Parker Posey son los protagonistas de una historia que se desarrolla en la pequeña ciudad de Newport, donde Jill (Stone), una estudiante universitaria, se enamora de suprofesor de filosofía, Abe (Phoenix).

Con un asesinato de por medio, la película se desarrolla en un falso ambiente de ligereza y luz, como ya ocurría en su anterior trabajo, Magic in the Moonlight, también protagonizado por Stone.

Trabajar en estas dos películas de Allen ha sido una “maravillosa experiencia” para la actriz, a quien el realizador llenó de halagos.

“La vi por accidente en una película, era muy divertida, y pensé que sería muy interesante trabajar con ella. Fue genial en la primera película, maravillosa y divertida, así que no tuve ningún problema para pensar en ella para Irrational Men, resaltó el director neoyorquino.

Más escueto y divertido se mostró para explicar por qué eligió a Parker Posey.

“Siempre había querido trabajar con Parker porque me gusta el nombre Parker Posey, cómo suena”, dijo entre las risas de una audiencia entregada al genio y la imaginación del realizador.

Amazon

Sobre la serie de seis episodios para Amazon, dijo:  “Fue un error catastrófico. Estoy haciendo lo mejor que puedo. Nunca debí haberme metido en esto. Uno hace una película, es una cosa grande y larga. Hacer seis medias horas, pensé que iba a ser pan comido. No sé lo que estoy haciendo. Estoy trastibillando”.