Aborda Wim Wenders el duelo y la culpa en nuevo filme

El cineasta presentó en la Berlinale el filme 'Todo va a salir bien', protagonizada por James Franco y Charlotte Gainsbourg.

Berlín

El alemán Wim Wenders regresó al cine de ficción con 'Todo va a salir bien', un conmovedor drama sobre el duelo y la culpa estrenado este martes fuera de competencia en la Berlinale, que le entregará un Oso de Oro por el conjunto de su obra.

Filmada en 3D y protagonizada por James Franco y Charlotte Gainsbourg la película de Wenders era muy esperada en el Festival internacional de cine de Berlín.

A los 69 años, el realizador de uno de los filmes más famosos sobre Berlín, 'Las alas del deseo', recibirá el sábado un Oso de Oro por el conjunto de su obra iniciada hace 45 años y que incluye obras que ya pasaron a la categoría de clásicos del cine como 'París, Texas'.


En 'Every Thing Will Be Fine' (Todo va a salir bien) Tomas es un escritor que por accidente mata a un niño con su automóvil, una noche de invierno en un ruta nevada de Canadá.

Devastado, este hombre introvertido va a hundirse en la depresión, abandonará a su compañera (Rachel McAdams) e intentará reconstruir su vida junto a otra mujer (Marie-Josée Croze). No por ello olvidará a la madre del chico muerto (Charlotte Gainsbourg) que también lo ayudará a reconstruirse.

Con este drama intimista, Wim Wenders regresa a la ficción tras siete años de ausencia durante los cuales realizó varios documentales como 'La sal de la Tierra' (2014).


Envuelta en la música de Alexandre Desplat, 'Every Thing Will Be Fine' explora el sentimiento de culpa, el proceso de duelo y la búsqueda de la redención.

"Para mí el tema principal del filme es la cura", la manera "en que uno perdona a los demás y a sí mismo", y "la responsabilidad que se puede tener con relación a una familia desconocida", explicó Wenders a la prensa.

Según James Franco, que también actuó en otra película en competencia en la Berlinale, "Reina del desierto" de Werner Herzog, el de Wenders "es un film sobre el estado interior de una persona".

James Dean y arte robado

En 'Life', presentada fuera de competencia, Robert Pattinson, que se hizo famoso con la saga 'Twilight', interpreta al fotógrafo norteamericano Dennis Stock, conocido por sus fotografías de James Dean. El astro de Hollywood fallecido prematuramente en un accidente es interpretado por Dane DeHaan ('El increíble hombre araña: destino de un héroe').

La película relata el encuentro entre un fotógrafo y el actor a principios de los años 50, en momentos en que James Dean se halla en el vértice de la fama, tras rodar "Al este del Edén".

Anton Corbijn, realizador holandés de la película 'Control' sobre la vida del cantante Joy Division, y fotógrafo de estrellas famosas, quiso en esta película explorar "el equilibrio entre el fotógrafo y su sujeto".

En 'Woman in Gold', también proyectada fuera de competencia, la actriz británica oscarizada Helen Mirren interpreta a Maria Altmann, una sobreviviente austríaca del Holocausto que luchó durante diez años después de la guerra para obtener la restitución de las obras de Klimt robadas por los nazis a sus familiares.

Basado en una historia real, este drama histórico cuenta el combate para recuperar los valiosos cuadros, incluyendo el famoso 'Retrato de Adele Boch-Bauer', pintado por Gustav Klimt en 1907 y que representa a su tía sobre un fondo dorado.

La película de Simon Curtis incluye pantallazos de la vida de María Altmann, que terminó alcanzando su meta en 2006, antes de fallecer en 2011 a los 94 años.