Wahlberg se la juega

En su nueva cinta, "El apostador", Mark busca interpretar a un hombre con todo que perder, pero no considera que la cinta trate necesariamente sobre las adicciones.

Nueva York, enviada

“Sí creo en las adicciones, hasta cierto grado”, dijo vagamente Mark Wahlberg cuando en conferencia de prensa en Nueva York se le cuestionó si su nueva cinta trataba de eso. Pero tanto el actor como el director Rupert Wyatt (Planet of the Apes) y el escritor William Monahan aseguran que el apostador es en realidad la historia de un hombre y su búsqueda por desapegarse de todas las cosas que lo atan a la realidad.

“Siempre teníamos esas discusiones. ‘¿Sería más difícil para él empezar de nuevo que sobrevivir lo que tiene que sobrevivir con el peligro del personaje de John Goodman?’ Eran conversaciones divertidas”, aseguró Mark respecto a la experiencia en el set de la cinta donde interpreta a Jim Bennett, un profesor de literatura de una familia adinerada que pierde todo, por gusto, al meterse a los circuitos ilegales de apuestas en California.

Para esto, el actor, que no es precisamente conocido por llevar a cabo papeles de intelectuales (sin importar que tan poblemáticos sean) decidió pasar tiempo en las instituciones educativas de Los Ángeles para entender mejor a quién estaba interpretando.

“Así que me fui a las universidades, y veía las clases y entendía ese mundo. Caminaba por el campus y observaba. Espero que no les parezca muy raro eso. Ahí me acordé de la primera vez que estuve en un set y como ellos (los estudiantes) se veían como en casa aquí, así me siento yo al respecto de lo que hago”.

Con un elenco que incluye a Jessica Lange y a John Goodman, esta cinta no es precisamente un remake del clásico de 1974 con el mismo nombre y protagonizada por James Caan. Sin embargo, con sus excepciones, es una película que ha sorprendido gratamente a la crítica, que ha encontrado un poco más que la historia de casinos y excesos en el relato aquí contado. A pesar de ello, para Mark, la inspiración para hacer esto sí tuvo mucho que ver con la cinta original y sus contemporáneas.

“De niño me la pasaba viendo películas con mi papá. Esta es una de las primeras que recuerdo haber visto con él. Yo sabía quién era John Garfield antes de saber quién era Robert Redford y los que eran las estrellas en los días en los que yo realmente empecé a hacer cintas”.

Más allá de los éxitos que el actor ha logrado, este es un trabajo diferente a lo que le habíamos visto a Wahlberg y, a pesar de ser bastante reservado con sus emociones y vida privada, en esta ocasión podía notarse bastante emocionado con el trabajo realizado.

“Estoy feliz de haber encontrado mi verdadero llamado en esta vida y que es lo que realmente me empuja hacia delante. Y me reta y me obliga a aprender y ver el mundo. Y eso es lo que tenía este guión, era una oportunidad para hacer algo diferente”.

Así que ya sea que estén buscando una cinta acerca del oscuro mundo de las apuestas clandestinas y las diferentes mafias que operan en ellas, o la extraña y autodestructiva travesía de un hombre en busca de sentido, podría interesarles ver El apostador a partir de este jueves.