Falleció Geoffrey Holder

El director y actor falleció a la edad de 84 años.
Geoffrey Holder falleció a la edad de 84 años.
Geoffrey Holder falleció a la edad de 84 años. (AP)

Nueva York

El director galardonado con el Tony Geoffrey Holder, que a lo largo de una carrera ecléctica llevó el innovador espectáculo The Wiz a Broadway, anunció el refresco 7-Up en televisión y encarnó a un tenebroso villano de James Bond, ha muerto. Tenía 84 años.

Holder murió el domingo por complicaciones de neumonía en el Hospital Mount Sinai St. Luke en Nueva York, de acuerdo con Anna Glass, productora y amiga de su familia.

Holder, de 1,98 metros, nació en Trinidad y ganó premios Tony en 1975 por dirigir y diseñar los vestuarios por su versión del Mago de Oz actuada por un elenco de raza negra. En 1978 dirigió y coreografió el fastuoso musical de Broadway Timbuktu! protagonizada por Eartha Kitt y obtuvo otra nominación a los mejores vestuarios.

En televisión actuó en Tarzán, hizo la voz del líder del programa de animación para niños Cyberchase de PBS y anunció 7-Up en un comercial en el que usaba un traje blanco y un sombrero.

En 1955 y 1956, Holder fue bailarín principal en el Ballet de la Ópera Metropolitana de Nueva York. También participó su propia compañía, Geoffrey Holder and Company, y trabajó con el Alvin Ailey en el American Dance Theater, el Ballet de Pennsylvania y el Teatro de Danza de Harlem.

Entre sus papeles en cine destacan Punjab en la cinta de Anita la huerfanita de 1982, un papel en Doctor Dolittle de 1967 con Rex Harrison, su participación en Boomerang con Eddie Murphy y la narración de la versión de Tim Burton de Charlie y la fábrica de chocolate. Igualmente interpretó al villano vudú Baron Samedi en Live and Let Die — la primera cinta del agente 007 protagonizada por Roger Moore.

Holder fue coautor de la colección ilustrada de libros de folclor caribeño, Black Gods, Green Islands en 1959, y tenía un libro de recetas: Geoffrey Holder's Caribbean Cookbook de 1973. Pintó durante toda su vida y recibió una beca Guggenheim de artes en 1956.

Le sobreviven su esposa la bailarina Carmen de Lavallade y su hijo Leo.