Toma Ferrell el poder de la información

El actor visita la Ciudad de México para promocionar la película "Al diablo con las noticias"; el actor desea suerte a Alfonso Cuarón rumbo al Oscar.

México

Una sátira sobre los contenidos de algunos noticiaros es el motor de Al diablo con las noticias, el filme con el que Will Ferrell regresa en el personaje de Ron Burgundy, a fin de entregar una comedia en la que se ponen en tela de juicio los intereses periodísticos de la actualidad.

“Creo que la gente estuvo muy conectada con la primera parte (Anchorman) y queríamos dar paso a una secuela que fuera muy original e inventiva, pero con mucho sentido común. Veremos una mezcla de personajes bobos con una historia bien construida”, dijo Will Ferrell, a su paso por la alfombra roja en un cine de la Ciudad de México.

Al igual que Ferrell, el resto del elenco considera que esta cinta, además de divertir, puede tocar temas interesantes, como el trato de la información en algunos medios, que no siempre informan sobre lo realmente importante; “deberían hacerlo”, dijo David Koechner, quien también acudió al estreno de la cinta en el país.

“Algunas de las cosas que cubren no son importantes, como las noticias sobre las bodas. Lo que pasa es que las notas importantes sobre la gente son vistas con un bajo perfil, en comparación con lo que sucede con las celebridades, pero eso es entretenimiento no información, por eso es difícil de analizar”, añadió Koechner.

Will y David arribaron ayer por la tarde a la Ciudad de México, a fin de promocionar  Al diablo con las noticias. Horas después de su estancia en un hotel ubicado sobre avenida Reforma, la dupla de actores se dio cita en un complejo cinematográfico, donde siempre reinó el buen humor, “esta es una película para carcajearse”, dijo Ferrell sobre el filme.

El actor bromeó con los asistentes al decir que un restaurante les patrocinaría las bebidas, “si entran en este momento los whiskys serán al dos por uno, es en serio, estará muy bien”, dijo para luego continuar con las bromas y colocarse un bigote postizo, similar al de su personaje en la película.

Antes de ingresar a la sala de cine, Will Ferrell aprovechó su estancia en México para desear suerte a Alfonso Cuarón “es un cineasta brillante y espero que de verdad gane el Oscar, porque es un gran director que viene de una camada de grandes directores mexicanos”.

De hecho, “he tenido grandes experiencias, porque gran parte de la cultura mexicana está en Los Ángeles, tuve viajes interesantes a Baja, esta es mi tercera vez en la Ciudad de México y creo que es una de las más grandiosas en el mundo, es realmente una experiencia intercultural en términos de realizadores y artistas que han estado aquí”, dijo.

Al diablo con las noticias (Anchorman 2: The Legend Continues) narra las hazañas de Ron Burgundy (Will Ferrell), un hombre que, para lograr el estrellato, busca el control del noticiario más importante en Estados Unidos, aunque sea por escasas 24 horas.

Después de años, Ron vuelve a escena en compañía de su equipo: su esposa Verónica Corningstone (Christina Applegate), el meteorólogo Brick Tamland (Steve Carell), el reportero Brian Fantana (Paul Rudd) y en los deportes Champ Kind (David Koechner).     

Claves

Flash informativo

- A la par de Al diablo con las noticias, Will Ferrell tiene en puerta el estreno del filme animado The LegoMovie, para el cual dio vida a un humano que busca destruir el universo; el filme producido por Warner Bros llegará a las pantallas de México en un par de semanas.

- Entre los nuevos proyectos Will considera su participación en Welcome To Me, filme que será dirigido por Shira Piven, y para el que se contemplan las actuaciones de Kristen Wiig y James Marsden, con quienes participó en Anchorman 2, además de Linda Cardellini.