Corte reconsidera fallo sobre cinta antimusulmana

Un abogado de Google alegó que si se mantiene el veredicto que otorga privilegios de derechos de autor a una actriz que hace un pequeño papel en 'Innocence of Muslims'.
Cindy Lee Garcia es una de las actrices de la cinta 'Innocence of Muslims'.
Cindy Lee Garcia es una de las actrices de la cinta 'Innocence of Muslims'. (AP)

California

Una película antimusulmanes de bajo presupuesto que provocó violencia en Oriente Medio y amenazas de muerte a los actores que participaban fue comparada el lunes con cintas como Titanic y The Lord of the Rings en un tribunal federal de apelaciones.

Un abogado de Google alegó que si se mantiene el veredicto que otorga privilegios de derechos de autor a una actriz que hace un pequeño papel en Innocence of Muslims, el argumento podría extenderse a personajes menores en grandes superproducciones, dañar la ley de derechos de autor y en definitiva restringir la libertad de expresión porque todo el que esté insatisfecho con su interpretación podría hacer que se retirase de internet.

"El efecto último es dañar el mercado de la expresión", afirmó Neal Katyal ante un comité de 10 jueces en la Corte de Apelaciones del 9no Circuito en Pasadena.

El presidente del tribunal, Sidney Thomas, dijo que la corte fallaría más tarde sobre la apelación de Google de que se revoque una decisión que ordenaba a YouTube eliminar la grabación, que dio lugar a disturbios de personas que la consideraron blasfema contra Mahoma.

Un panel de tres jueces dictó en febrero que la actriz Cindy Lee Garcia podría presentar una denuncia por derechos de autor sobre el video de 2012 porque ella creía que estaba actuando en una producción muy diferente a la que se presentó al final.

Su abogado Cris Armenta dijo que las circunstancias extraordinarias justificaban la medida extrema de pedir una orden judicial contra YouTube.

"Está bajo amenaza de muerte si no tiene éxito en retirarlo", dijo Armenta.

Los jueces bombardearon a los abogados con preguntas más centradas en la ley de derechos de autor y en cómo se comparaba la interpretación de Garcia con las de otros actores y músicos.

Google es apoyada en su apelación por una inusual alianza que incluye a cineastas, sus rivales de internet como Yahoo e importantes empresas de medios como el New York Times que no quieren que una corte interfiera en la Primera Enmienda Constitucional (que defiende la libertad de expresión) ni cambiar las leyes de derechos de autor.

Si la corte mantiene el fallo del panel menor, YouTube y otras empresas podrían recibir notificaciones para retirar contenido por pedido de otras personas con papeles menores en los videos. Sin embargo, podría ser difícil evitar la difusión del video, que aún se encuentra en internet.

Katyal dijo que cada minuto se suben a YouTube 300 horas de contenido.

A García le pagaron 500 dólares por participar en una película llamada "Desert Warrior" que creía que no tenía nada que ver con religión pero terminó en una escena de cinco segundos en la que su voz era doblada para que su personaje pregunte si Mahoma era un abusador de menores.

"¿Hay alguien en el mundo que no sepa que su cliente está asociada con este película", preguntó el juez Richard Clifton a Armenta.

Google argumenta que los derechos de autor son propiedad del cineasta Mark Basseley Youssef, quien escribió el guion, se hizo cargo de la producción e hizo el doblaje del personaje de García.

El único juez que votó en contra de retirar la película en la primera decisión dijo que García no tuvo un papel creativo que le daría derechos de propiedad.

Hasta que se llegó a la orden de la corte YouTube rechazó los pedidos del presidente Barack Obama y otros líderes mundiales para retirar el video, argumentando que podría representar censura del gobierno y violar la libertad de expresión.

García tiene el apoyo del Sindicato de Actores de la Pantalla y la Federación de Músicos Estadounidenses.

Alex Lawrence, un abogado de derechos de autor y propiedad intelectual en Nueva York que no está relacionado con el caso dijo que cree que la corte revertirá el fallo inicial porque los jueces llegaron a la decisión para darle a García cierto consuelo a pesar de que es una ley muy clara.

"Hay mucha simpatía con la señorita García", dijo Lawrence. "Le pagaron 500 dólares y recibió amenazas de muerte. Todos se siente de su parte, pero usar el derecho de autor de esta manera es un problema para muchas industrias".

La película llamó la atención de varios fiscales federales quienes descubrieron que Youssef había usado varios nombres falsos, violando la libertad condicional a la que fue sentenciado por un caso de fraude con cheques de 2010. Youssef regresó a prisión en 2012 y volvió a quedar en libertad condicional en septiembre de 2013.