Texas Rising puso a Durango de nuevo en la jugada

La filmación de la serie histórica ha dejado una importante derrama económica al Estado, además de contar con la participación de casi 10 mil duranguenses como 'extras'.
El gobernador Jorge Herrera Caldera acompañado del crew de filmación
El gobernador Jorge Herrera Caldera acompañado del crew de filmación (Silvia Ayala)

Durango, Durango

En el rancho La Joya, municipio de Durango, se da vida al pasaje histórico en el que Texas obtiene su independencia de México y es encabezada por actores como Brendan Fraiser, Ray Liotta y Bill Paxton, bajo la dirección de José Ludlow y Leslie Grief.

Con la participación de casi 10 mil duranguenses como 'extras', la filmación ha corrido ya trece semanas de intenso trabajo y a decir de los actores "es como estar en casa", por el trato que han recibido de la gente.

Se trata de una inversión de 45 millones de dólares, que History Channel, A&E Entertainment y una empresa Europea han dispuesto para el rodaje de esta serie, con la que se busca regresar a Durango a la industria cinematográfica de Hollywood.

Han transcurrido 78 días de filmación en diferentes escenarios.

Al hablar sobre su estancia en Durango y su participación en esta filmación, el actor Brendan Fraiser destacó, "todo lo que hacemos es contar la historia de cómo se construyó una gran nación, se ha logrado obtener un gran realismo y estoy seguro que gustara al público".

Sobre la ciudad y su gente, Fraiser dijo, "es un gran lugar, he tenido la oportunidad de salir a El Salto y otros sitios que disfrutaré durante cuatro semanas más", dijo.

José Ludlow, productor de la serie, sostuvo que los duranguenses traen el cine en la sangre, les gusta trabajar en él y lo hacen bien.

Ludlow reconoció que está enamorado de las tierras durangueñas, por lo que aseguró será un promotor incansable de esta entidad, de la que destacó, "es un estado atractivo para la industria cinematográfica por sus paisajes, gente, clima y su vocación vinculada al séptimo arte, además de la cercanía que se tiene con Hollywood y el apoyo otorgado por el Gobierno del Estado, lo que hace a esta entidad un sitio ideal para trabajar e invertir".

El recorrido se realizó en el Rancho La Joya, que alguna vez perteneció a John Wayne.

El gobernador Jorge Herrera Caldera, el alcalde de Durango Esteban Villegas, así como los productores, José Ludlow y Leslie Grief, realizaron un recorrido por las una de las locaciones de este proyecto, además de saludar al director Roland Joffé, convivieron con los actores y extras.

Al finalizar el recorrido, se reanudaron las grabaciones mismas que tuvieron que ser suspendidas por espacio de una hora y 30 minutos aproximadamente y en el que se rodaba justo una escena en la que se recordaba una votación al estilo texano.

Herrera Caldera señaló que con 60 años de historia en la industria fílmica y el nuevo empuje para atraer más producciones, Durango ha recuperado su vocación como "tierra del cine", con capacidad de ofrecer los mejores escenarios y condiciones.


Claves

  • Los rodajes han tenido escenarios en Canatlán, Pueblo Nuevo, Nombre de Dios y Durango
  • Se rentaron cinco mil caballos, mil 500 vehículos y una ocupación hotelera que ha dejado una importante derrama económica a la entidad