Resaltan discursos políticos en el Oscar

La inmigración, el Alzheimer, la  igualdad salarial y más papeles para las mujeres en el cine fueron los temas más recurridos en la reciente entrega del premio de la Academia de EU.  
Patricia Arquette ganó el Oscar a Mejor Actriz de reparto por su participación en 'Boyhood'.
Patricia Arquette ganó el Oscar a Mejor Actriz de reparto por su participación en 'Boyhood'. (AP)

Los Ángeles

Antes de la entrega de los premios Oscar, abundaron en temas como la falta de diversidad y principalmente la falta de nominaciones para 'Selma', pero si bien durante la ceremonia hubo muchas alusiones a la injusticia racial, en los discursos de aceptación apareció una gama de temas: inmigración, la enfermedad de Alzheimer y la falta de igualdad salarial para las mujeres, entre otros.

Inmigración

Sean Penn provocó cierto estupor con su alusión a la residencia permanente en Estados Unidos al entregar el Oscar a la mejor película al mexicano Alejandro González Iñárritu por 'Birdman', pero los dos son amigos e Iñárritu lo tomó a broma.

"¿Quién le dio a este hijo de p... la tarjeta de residencia?", preguntó Penn.

Iñárritu abrazó a Penn y dijo que el gobierno tal vez impondrá normas inmigratorias a la Academia: "¿Dos mexicanos seguidos? Es sospechoso, supongo". El también mexicano Alfonso Cuarón ganó por 'Gravity' el año pasado.

Luego expresó en tono serio la esperanza de que "la más reciente generación de inmigrantes... pueda ser tratada con la misma dignidad y respeto de los que vinieron antes y crearon esta increíble nación de inmigrantes".


ALS y Alzheimer

Al recibir la estatuilla a la mejor actriz por 'Still Alice', Julianne Moore, dijo que "las personas con alzheimer merecen que se las vea". Observó que Richard Glatzer, director y guionista del filme, padece ALS.

Eddie Redmayne, galardonado como mejor actor por su encarnación de Stephen Hawking en 'The Theory of Everything', dijo que "este Oscar pertenece a todas las personas en el mundo que combaten el ALS.


Suicidio

Graham Moore, quien ganó el Oscar al mejor guión adaptado por 'The Imitation Game', dijo que cuando era adolescente intentó suicidarse.

"Cuando tenía 16 años, intenté suicidarme porque me sentía diferente y marginado", dijo. "Me gustaría en este momento ser la niña que se siente rara y diferente y marginada... Tu turno llegará".


Democracia y 'Citizenfour'

Laura Poitras, quien recibió el Oscar al mejor documental por 'Citizenfour', dijo que "las revelaciones de Edward Snowden ponen al descubierto las amenazas no solo a nuestra privacidad sino a nuestra democracia".

Pero cuando la cámara regresó al presentador Neil Patrick Harris, éste replicó inmediatamente en alusión a Snowden, "la persona que es tema de 'Citizenfour' no pudo venir aquí por alguna traición".

Snowden reside en Rusia para evitar el arresto en Estados Unidos. Sus partidarios creen que es un héroe; los detractores lo llaman traidor.

Igualdad salarial y más papeles para mujeres

Meryl Streep se paró de un salto con gritos de "¡sí, sí!" cuando Patricia Arquette dijo al aceptar su Oscar a la mejor actriz de reparto: "A todas las mujeres que han dado a luz a cada contribuyente y ciudadano de esta nación: Hemos luchado por igualdad de derechos de todos los demás. Es el momento que nosotras gocemos de igualdad de derechos salariales en Estados Unidos"

La película 'Wild' no obtuvo premios, pero sus nominadas Reese Witherspoon y Laura Dern hablaron en la alfombra roja sobre la representación de las mujeres en Hollywood.


Algo de gloria para 'Selma'

'Selma', sobre la marcha por los derechos civiles encabezada por Martin Luther King en Selma, Alabama, hace 50 años, fue nominada en las categorías de mejor película y mejor canción. Muchos pensaron que merecía más reconocimiento y que a David Oyelowo lo pasaron por alto al no incluirlo entre los nominados a mejor actor protagónico.

El filme no ganó el Oscar a la mejor película, que fue para 'Birdman', pero sí a la mejor canción. El himno 'Glory' recibió una conmovedora interpretación de Common y John Legend. El auditorio lo escuchó de pie y la cara de Oyelowo estaba bañada en lágrimas.