6 personajes que creímos tiernos… y no lo eran

Las apariencias engañan. Eso es lo que nos han enseñado algunos personajes del cine y la televisión que a pesar de su dulce aspecto, resultaron ser vulgares o aterradores. 
Ted, el Nene consentido, Lotson, Gizmo, Stewie y Chucky resultaron no ser tan dulces.
Ted, el Nene consentido, Lotson, Gizmo, Stewie y Chucky resultaron no ser tan dulces. (Especial)

México

El irreverente oso Ted regresa a la gran pantalla para demostrar una vez más que no es el tierno oso de peluche que todos imaginábamos. Sin embargo, Ted no es el único que ha comprobado que las apariencias pueden ser engañosas, y aquí te recordamos otros personajes que no resultaron lo que parecían.

Chucky

El muñeco que cautivó a Andy Barclay en la tienda de juguetes llegó a las salas de cine en 1988. Sin embargo, Chucky (o The Good Guy) no resultó ser tan lindo como parecía en los aparadores, pues se encontraba poseído por un criminal que deseaba volver a la vida, y planeaba poseer el cuerpo de su pequeño dueño Andy.

Chucky fue bien recibido por el público y se convirtió en una franquicia cinematográfica, de la que se han hecho un total de 6 películas.


Gremlins

En 1984 un adorable Gizmo llamó la atención de público del mundo entero. Sin embargo, el pequeño ser vivo no debía ser alimentado después de la medianoche y mucho menos ser expuesto al agua, de lo contrario unas espeluznantes criaturas aparecerían. En las dos cintas que se hicieron de los Gremlins el público pudo divertirse con ellas.


Stewie

La serie estadunidense Padre de familia llegó a la pantalla chica en enero de 1999. Uno de sus personajes más reconocidos es Stewart Gilligan Griffin, mejor conocido como Stewie Griffin. Pese a su apariencia de bebé, está obsesionado con la violencia e incluso con el matricidio. La revista Wizard lo colocó en el puesto 95 como el villano más grande de todos los tiempos.


Nene consentido

Otro bebé que no resultó tan adorable o inofensivo como parecía fue el Nene consentido, un personaje de la serie Dinosaurios, que se emitió entre 1991 y 1994. Era el integrante más pequeño de la familia y hacía pasar problemas a sus dos hermanos, Robbie y Charlene Sinclair, y a su padre Earl, a quien llegaba a pegar en la cabeza con una sartén cuando prefería la atención de su madre, Fran.


Ted

El oso de felpa adquirió vida para brindarle compañía a John Bennett, un niño que requería de atención. Con el paso del tiempo se convierten en mejores amigos y aunque Ted sigue teniendo la misma apariencia, ya no es el dulce osito que era hace años, sino un oso con las mismas necesidades y actitudes que un hombre de verdad.

En la nueva entrega, Ted busca convertirse en padre y para ello requerirá la ayuda de sus amigos.


Lotso

El rosado oso de felpa que apareció en Toy Story 4 también fue un peluche que contrastó con su apariencia, pues se encargó de hacerle la vida imposible a los juguetes de Andy, que trataban de encontrar su propio lugar en la guardería Sunnyside. Al final, al oso no le fue tan bien.