Roy Andersson gana León de Oro en Venecia

El realizador conquistó con la cinta 'Una paloma se sentó en un banco a reflexionar sobre la existencia'.
Roy Andersson mostró su emoción por el reconocimiento.
Roy Andersson mostró su emoción por el reconocimiento. (AP )

Venecia

El cineasta sueco Roy Andersson ganó el León de Oro del Festival de Venecia por su película absurdista Una paloma se sentó en un banco a reflexionar sobre la existencia.

La cinta -una serie de viñetas sombríamente humorosas- ha dejado a algunos críticos en éxtasis, pero otros quedaron perplejos. La trama, que transcurre en una gris Suecia moderna, con canciones ocasionales, sigue las peripecias de dos tipejos que tratan infructuosamente de vender dientes de vampiro y otras novedades.

Andersson dijo previamente en la semana que su objetivo fue encontrar poesía en lo banal. Al aceptar el premio, conferido por un jurado presidido por el compositor Alexandre Desplat, Andersson mencionó la obra maestra neorrealista Ladrones de bicicletas como una de sus grandes influencias.

El León de Plata al mejor director fue para el ruso Andrei Konchalovksy por el drama casi silente Las Noches Blancas del cartero.

El actor estadunidense Adam Driver y la actriz italiana Alba Rohrwacher se llevaron los premios de actuación por interpretar a una pareja cuya transición a padres toma un giro sobrecogedor en Hungry Hearts.

El poderoso documental de Joshua Oppenheimer sobre el legado de las masacres en Indonesia, The Look of Silence, ganó el Gran Premio del Jurado.

El premio al mejor guión fue para fue para Tales, una serie de historias breves en Teherán dirigida por el iraní Rakhshan Bani-Etemad y el jurado dio un premio especial al turco Kaan Mujdeci por Sivas, un drama sobre un niño abandonado que establece una amistad con un perro de pelea.