Polanski presenta documental sobre Jackie Stewart vía Skype

La presentación para el mercado estadunidense fue organizada en un hotel del Soho, en el sur de Manhattan.
El documental fue producido por Polanski y dirigido por Frank Simon.
El documental fue producido por Polanski y dirigido por Frank Simon. (AP)

NUEVA YORK

"Fugitivo" de la justicia estadunidense desde 1977 por mantener relaciones sexuales no consentidas con una menor, el cineasta Roman Polanski tuvo que presentar el jueves a distancia y a través de Skype el relanzamiento de un documental suyo en Nueva York.

La presentación para el mercado estadunidense de la versión restaurada de "A Weekend of a Champion" ("Un fin de semana de un campeón", 1972), sobre el extricampeón de Fórmula Uno británico Jackie Stewart, fue organizada en un coqueto hotel del Soho, en el sur de Manhattan.

Stewart, de 74 años, estuvo presente en el encuentro con la prensa junto con el director estadunidense Brett Ratner, mientras que Polanski participó de la charla en un gran pantalla a través de Skype.

El documental, producido por Polanski y dirigido por Frank Simon durante la celebración del Gran Premio de Mónaco de Fórmula Uno en 1971, muestra en detalle al extricampeón mundial (1969, 1971 y 1973) durante esa prueba.

El director franco-polaco Polanski, de 80 años, es reclamado por la justicia estadounidense por un caso de relaciones sexuales no consentidas con una menor de 13 años en 1977.

En 1999, Polanski fue detenido en Suiza tras una orden de captura internacional de Estados Unidos y estuvo en prisión desde septiembre hasta principios de diciembre de ese año, para ser colocado luego en arresto domiciliario mientras las autoridades helvéticas estudiaban el pedido estadounidense.

En julio de 2010, Suiza rechazó finalmente el reclamo y puso en libertad absoluta al cineasta.

Si bien Polanski no hizo ninguna referencia el jueves a su situación con la justicia estadounidense, Jackie Stewart indicó al final que le hubiese gustado tener al cinesta a su lado en Nueva York.

"Uno de mis tres deseos es que Roman pudiese estar hoy aquí", dijo Stewart al ser consultado sobre las tres cosas que pediría si esto le fuese posible.