Revive Pompeya con precisión histórica

El director Paul W. S. Anderson acudió a especialistas  para narrar la tragedia del Vesubio con un drama romántico y la lucha de sobrevivencia de los gladiadores.

México

Desde su niñez, Paul W. S. Anderson (Resident Evil) se dejó seducir por el misterio y épica de la antigua Roma, particularmente, tras estudiar la historia de Pompeya y el tragedia de la erupción del volcán Vesubio, el director, desde 2008, decidió llevar a la pantalla grande lo sucedido en el año 79 a. de C.

La más grande explosión volcánica de la memoria humana será vista hoy por los mexicanos, con el estreno del filme dirigido por Anderson y que protagonizan Kit Harington, Emily Browning y Kiefer Sutherland. En Pompeya, el cineasta quiso mantener un relato lo más fidedigno posible, por lo que consultó a historiadores y científicos.

“Tuvimos más acceso para filmar que cualquiera. Fuimos al lugar y fotografiamos todo. La metodología para la película fue escanear las ruinas, el sedimento de las rocas, así que capturamos la realidad en computadora. En la película se podrán ver ciertos elementos animados, pero el modelo fue totalmente construido en la realidad.

“Las ruinas fue lo primero que filmamos, la experiencia se sintió como estar en una ciudad de fantasmas. El rodaje fue en Toronto, utilizamos los sets más grandes de Norteamérica. Recreamos las grandes calles de Pompeya ahí. Tuvimos que construir para controlar el ambiente y porque no hay arquitectura romana en la actualidad”, dijo Anderson en entrevista.

Revivir lo épico de un desastre natural en la pantalla grande implica grandes retos a vencer y el equipo de Pompeya tuvo que recrear no solo la erupción de un volcán, sino también el terremoto y tsunami que le siguieron.

 “Pienso que la gente cree que sabe lo qué pasó en Pompeya, pero no. Piensan que hubo ríos de lava por las calles, pero no fue así. Hubo lava, pero solo en el volcán, un tsunami, un terremoto y rocas cayendo desde el cielo. La gente no alcanza a concebir lo intenso que fue, porque sucedió durante la festividad de la Vulcanalia, por lo que muchos perecieron. Nos acercamos a historiadores y expertos en el periodo, aunque los personajes son ficticios, el lugar y lo que les sucede es muy fidedigno”, agregó Paul.

No obstante, el realizador permitirá ver en pantalla los tres fenómenos naturales en el cierre de la trama, por lo cual centró su esfuerzo en contar la vida de un gladiador, el cual deberá librar batallas en las arenas de Pompeya para salvar su vida y conquistar el corazón de la mujer que ama. Para lograr una atención completa a los roles, llamó a Harington, Browning y Sutherland.

“Fui detrás de Kit Harington porque soy  fanático de Game of Thrones. De todo el elenco, que es maravilloso, él realmente me atrapó, pensé: ‘es una estrella de cine’. Como soy inglés, tengo una relación especial con lo que se hace en Australia, donde descubrí el trabajo de Emily Browning, es raro encontrar a alguien como ella.

“No solamente es bella, sino que realmente tiene fuerza actoral. Así que por eso ellos son nuestra pareja de amantes. Con Kiefer Sutherland lo elegimos como nuestro villano, por lo que hizo en Lost Boysand Flatliners. Quisimos recuperar ese tipo de actuación por lo que pensamos que era un chico malo genial”, finalizó Anderson. 

Claves

Hechos reales

- Para crear las vestimentas, la producción se basó en mosaicos y pinturas de la época.

- El movimiento de las olas y la caída de las piedras fueron filmadas en velocidad real.

- En total se filmaron 560 efectos visuales durante el rodaje de Pompeya.

- Las tomas aéreas en la cinta se lograron gracias a fotografías hechas desde un helicóptero.

- La escena más complicada de rodar, aceptó Paul W.S. Anderson, fue la del tsunami.

- Para recrear las cenizas se utilizó un producto realizado a base de papel.