Reúne Lego a los clásicos superhéroes

Las famosas figuras llegan a la pantalla grande para contar una historia en la que la seguridad del mundo está en peligro.

California

El éxito del imperio Lego se expande a la pantalla grande para dar paso a un filme en el que, además de involucrar valores de superación, reúne a grandes superhéroes como Batman, Superman, Linterna verde, la Mujer Maravilla y hasta las Tortugas Ninja, quienes suman esfuerzos con el protagonista para salvar el universo de los ladrillos.

“Siempre he sido fan de Lego y de los directores, ellos crearon un universo muy divertido; así que, cuando me llamaron para participar en la película y dar voz a Batman, no pude decir que no. Conozco los bloques desde que era niño y eso me motivó”, dijo Will Arnnett, en conferencia en Legoland.

Esta reunión de superhéroes amplía el rango de espectadores, pues no se trata de una historia dirigida únicamente a los niños, “obviamente, los niños la van a entender, pero también sus padres. Queríamos una historia entrañable, divertida, llena de acción y que capturara la atención de chicos y grandes”, mencionó Phil Lord, uno de los creadores.

La gran aventura de Lego narra la travesía de Emmet, un hombre común que es confundido con el Maestro Constructor, el único capaz de enfrentar al Señor Negocios para salvar el universo de los ladrillos, “es un chico promedio que tiene la oportunidad de hacer algo extraordinario”, dijo Chris Pratt, quien prestó su voz al protagonista.

En tono de broma, Pratt recordó a sus compañeros cómo consiguió el personaje, “cuando Chris (Miller) y Phil (Lord) crearon a Emmet se preguntaron quién podría interpretarlo, quién podría ser tan insignificante para no poder convertirse en un héroe, y dijeron, por qué no Chris, fue así como llegué a la historia”.

En ese momento, el actor fue interrumpido por los creadores de la historia para decir que sus cualidades fueron determinantes para entregarle el papel, “Chris es un chico divertido y cálido”, dijo Miller; en tanto Morgan Freeman (el guía y consejero) resaltó que es un tipo “ambicioso”, lo cual desató las risas en el auditorio del parque.

Para dar forma a La gran aventura de Lego, Lord y Miller usaron un estilo de animación no tradicional, muy parecido al Stop Motion. En lugar de llenar la historia con efectos digitales, los animadores armaron las escenas bloque por bloque; de hecho, se construyó una maqueta de Lego que simuló la ciudad donde se formó la historia.

“Estudiamos mucho los bloques de la película, lo que queríamos era mantenernos lo más fieles posible a la forma en que los pequeños personajes se mueven. Hicimos audiciones y las usamos para mostrarlas a los cineastas y animadores para que crearan el movimiento de las figuras”, explicó Chris McKay.