Retrata el narcotráfico en cortometraje

El filme relata una historia de la opresión de los criminales en algunos estados del sur del país, como Michoacán.

México

Después de crear 5 de Mayo, la película más cara de la historia del cine mexicano (80 millones de pesos), Rafa Lara se interesó por contarle al mundo la realidad del narcotráfico que se vive en México a través del cortometraje Aquí no pasa nada, que llegará este mes al festival de Chicago.

“Toda la idea fue de Rafa Lara, me dijo: ‘Están sucediendo en México cosas muy fuertes, me gustaría hacer un proyecto que hable de la situación actual para poner mi granito de arena y que internacionalmente nos puedan ver y sepan lo que no se está contando en las noticias’”, explicó Antonio Tay, productor del corto.

Con las actuaciones principales de Alonso Echánove, Karelia Romero y Ramón Medina, el proyecto que se creó hace un año se remonta a un pueblo de Michoacán, donde es habitual que los narcotraficantes cobren cuotas a los habitantes a cambio de dejarlos vivir.

Además de retratar la pobreza que se vive en dicha zona, se expone la ineficacia de las autoridades ante las demandas de la población, la sanguinaria manera de cobrar venganza por parte de los narcotraficantes y los grupos de autodefensa que se crean a raíz de la situación.

“Es una denuncia hacia la sociedad, no hacia un gobierno o partido político, de lo que estamos viviendo y no hacemos nada; no importa lo que está pasando en el país, por eso se llama Aquí no pasa nada”, explicó el productor.

Tay aseguró que se eligió producir la historia del anciano que no puede pagar la cuota y es cobrado con la dignidad de su hija y su nieta porque fue la menos fuerte de todas las opciones.

“Lo hemos tratado de mover en diferentes festivales, se ha enviado a diferentes lugares, pero la recepción ha sido lenta, creo que a lo mejor también influye en que los programadores se asustan. Es muy duro, no es el típico que el mundo dice: lo quiero volver a ver, deja un dolorcito y hay gente a la que no le gusta ver ese tipo de películas”, dijo Antonio.

El Festival de Cine Latino en Chicago será la primera ventana internacional para el cortometraje, pues antes de ponerlo a disposición de todo el público la producción desea mover el trabajo a más lugares del mundo.

“Existen plataformas como YouTube donde lo podemos poner, pero no nos interesa quemarlo, sino que lo vean en una sala de cine con buen sonido e imagen; una vez que lo logremos se harán dvd para regalar o lo incluiremos en alguna película nueva de Rafa”, dijo Tay.

Sobre el presupuesto del corto, agregó: “Si hicieramos una cuenta real, estaría arriba de 2 millones de pesos, pero gastamos poco, los actores cobraron muy por debajo de lo que cobran usualmente”.  

El proyecto

El cortometraje se realizó con ayuda de estudiantes del Centro de Estudios Cinematográficos INDIe.

También se contó con los efectos especiales de Alex Vázquez, quien tiene en su currículum Apocalipto, Hombre en llamas y El Soldado Pérez, entre otras.

Rafa Lara, Arturo Tay y Juan Blanco son los responsables de levantar el proyecto que se presenta con subtitulos en francés, chino, japonés e inglés.