El pecado de ser gorda

Mónica Lozano produce Ramona y los escarabajos; el filme que aborda la discriminación es dirigido por Hugo Rodríguez.
Ramona y los escarabajos
Ramona y los escarabajos (Especial)

México

En un mundo superficial y de apariencias, una mujer lidia con las burlas y la discriminación laboral a causa del sobrepeso, esta es la premisa de Ramona y los escarabajos, filme de Hugo Rodríguez que toma forma en esta ciudad para lanzar una critica a los estereotipos que se construyen alrededor de la belleza.

"Esta no es una comedia tan light como otras, porque tiene un tono más realista, aquí hablamos de situaciones tan crueles como la discriminación, la agresión o el bullying a una persona que es distinta, porque Ramona está pasada de peso. Lo abordamos desde la comedia, es una tragedia con final feliz", dijo Hugo Rodríguez.

Instalados en una casa de la colonia Narvarte, Ramona, el resto del elenco y la producción dan forma a las últimas escenas de la historia escrita por Beto Coen, "hemos pasado por varias locaciones y vamos en la tercera semana de cuatro; cerraremos en un edificio en Parque hundido", explicó el director.

Ramona y los escarabajos pondrá en pantalla las problemáticas que enfrenta una mujer con sobre peso, "me interesaba hablar de cómo algunas mujeres no se aceptan y tienen una fijación brutal por verse mejor, por eso esta historia es sobre temas como discriminación y aceptación", dijo Beto Coen, escritor.

"Hay una delgada línea entre verse bien y dar el paso drástico a cirugías, botox, bronceados y tratamientos agresivos. Ramona es una crítica a esta idea degenerada, se trata de analizar por qué hacer eso para ser aceptada, o por quién quieres ser aceptada", añadió Coen, sobre el filme que primero fue un cuento.

Respecto al 'pecado' de ser gorda, la protagonista del filme comentó que el problema es falta de autenticidad, "creo que Ramona está más cómoda con su imagen que muchas mujeres, incluso que yo misma, pero la gente es bien gacha, te voltean a ver feo si eres diferente, si eres gorda te hacen un escrutinio", dijo.

La cinta cuenta con el apoyo de Mónica Lozano, quien decidió recurrir a la iniciativa privada cuando se enteró que la historia de Beto Coen fue rechazada en dos ocasiones por el Eficine, "ella siempre fue la opción para producir, además puede tomar estas decisiones porque es la Rey Midas del cine mexicano", dijo Coen.