Participa Tarantino en protesta contra abuso policiaco

El director formó parte de un nutrido contingente que se manifestó en contra de dla violencia de los uniformados en Estados Unidos.
El cineasta formó parte del nutrido grupo de manifestantes  en la Gran Manzana.
El cineasta formó parte del nutrido grupo de manifestantes en la Gran Manzana. (AFP)

Nueva York

Cientos de personas, entre ellos el director de cine Quentin Tarantino, marcharon en Nueva York contra la brutalidad policiaca en Estados Unidos, tras los casos de muerte de afroamericanos a manos de oficiales blancos.

"No se están ocupando de esto de ninguna manera. Es por eso que estamos aquí afuera", dijo el cineasta ganador del Óscar mientras avanzaba con un grupo de activistas por la Quinta Avenida cerca de Washington Square en el sur de Manhattan.

"Si se estuvieran ocupando, estos policías asesinos estarían en prisión o al menos enfrentando cargos", agregó Tarantino, quien ya había participado de un acto por la misma cuestión el jueves en Times Square.

Organizados por el colectivo "RiseUpOctober", los eventos en Nueva York buscan llamar la atención de la opinión púbica sobre la violencia policía y piden una reforma del sistema de justicia criminal.

Decenas de personas que perdieron a uno de sus familiares a manos de la policía estadounidense en los últimos 20 años viajaron desde todo Estados Unidos para participar de las actos.

"Esto es un gran progreso. Es asombroso para mí y espero que organicemos más marchas en honor a las víctimas de la brutalidad policial", dijo a la AFP Precious Edwards, hermana de Dakota Bright, de 15 años y abatido por la policía de Chicago (norte) en noviembre de 2012.

"Espero que todos, no solo gente negra o de color, sino de púrpura o azul, todos se pongan de pie", agregó.

Tras un acto en Washington Square, los manifestantes, con pancartas que rezaban "¡Manos en alto, no disparen!" o "Levántate, frena el terror policial", se dirigieron hacia Bryant Park, en el centro de Manhattan, punto final de la marcha.

Las víctimas recordadas en Nueva York iban desde un bebé de once meses hasta una mujer negra de 92 años, abatida cuando la policía entró por error a su domicilio en un operativo antidrogas.

Entre los nombres leídos en el acto estuvo el de Michael Brown, de 18 años y cuya muerte en Ferguson (Misuri, sur) en agosto de 2014 lanzó un movimiento nacional de protesta.

La muerte de Brown ayudó a inspirar una nueva generación de activistas de derechos civiles que exigen terminar con la brutalidad policial que se ensaña con las comunidades afroestadounidense y latina.