“El formato digital es la muerte del cine”: Tarantino

En su regreso a Cannes para proyectar la cinta Pulp Fiction, que en 1994 ganó la Palma de Oro, el realizador predijo el futuro del séptimo arte

Cannes, Francia

Quentin Tarantino se encontraba en Cannes para proyectar Pulp Fiction en 35 mm el viernes por la noche en la playa, así como para presentar una función por el 50 aniversario de Por un puñado de dólares, de Sergio Leone, que cerrará el festival el sábado; sin embargo, el director estaba más interesado en hablar del presente que del pasado: “Hasta donde yo sé, la proyección digital y los DCP (paquetes de cine digital) son la muerte del cine como yo lo conozco”.

“El hecho de que la mayoría de las películas de hoy no se presenten en 35 milímetros significa que la guerra está perdida. Las proyecciones digitales son solo televisión en público. Y al parecer todo el mundo está bien con la televisión en público. Pero lo que yo conocí como cine ha muerto”.

En la cita también dijo que A Fistful of Dollars no solo marcó el nacimiento del Spaghetti Western, sino “el nacimiento del género de cine de acción” por fusionar su acción con la prominente música de Ennio Morricone.

Cuando Tarantino ganó en 1994 la Palma de Oro en el Festival de Cine de Cannes por Pulp Fiction, chocó las palmas con los actores del filme, saltó al escenario donde lo aguardaba el presidente del jurado Clint Eastwood, y de inmediato le respondió a un objetante mostrándole el dedo del medio.

La audaz película llegó a Cannes hace 20 años. Y el viernes, Tarantino regresó a la escena del crimen.

“Ganar la Palma de Oro ha seguido siendo hasta este día, en cuanto a laureles se refiere, absoluta y positivamente el más grande de mis logros”, dijo Tarantino a reporteros.

“De todos los trofeos que he recibido, es el que conservo en el sitio de mayor honor en mi casa. Es el que quiero volver a ganar algún día antes de que la luz se apague”.

Pocos filmes han ocasionado el tipo de conmoción que causó Pulp Fiction hace dos décadas. Aunque aceptó que su impacto revolucionario influyó al cine por años, dijo que simplemente fue parte de “un movimiento en el aire” para acabar con las cintas más ligeras y poco arriesgadas de los años 80.