Mujeres mariachi buscan conquistar Berlín

El filme 'Qué caramba es la vida!' estuvo en la premier para la prensa en Berlín
Doris Dörrie presentó en Berlín la cinta  'Qué caramba es la vida!'.
Doris Dörrie presentó en Berlín la cinta 'Qué caramba es la vida!'. (Especial)

Berlín

Las mujeres mexicanas mariachis son las protagonistas de la nueva película de la afamada directora de cine alemana, Doris Dörrie, filmada en la Plaza Garibaldi de la Ciudad de México, y que empezará a exhibirse en los cines de Alemania el 23 de octubre próximo.

Notimex estuvo en la premier para la prensa en Berlín, que en alemán se titula Dieses schönes Scheissleben, que en su traducción literal significa "Esta bonita vida de mie...", pero cuyo título en español será "Qué caramba es la vida!".

La directora cinematográfica indicó que la imagen de los músicos con sombreros grandes, botas de cowboy y pantalones ajustados con botones de plata pertenece a las asociaciones más populares de la cultura mexicana. "Mariachi no es sólo música sino un estilo de vida, que muestra la vida desde la perspectiva del macho".

"El negocio es duro, y las preguntas no tienen nada que hacer en ese mundo dominado por hombres. A pesar de ello, algunas mujeres se deciden por una vida de músicas mariachi. Una de ellas es María del Carmen, protagonista del documental".

Como telón de fondo el Día de Muertos, "esa fiesta colorida y bizarra", la cineasta alemana Döris Dörrie la acompaña en sus presentaciones en las calles de la Ciudad de México, tanto a ellas como a sus colegas de los grupos Estrellas de Jalisco y de Las Pioneras.

"Las mujeres mariachi cantan fuerte sobre la muerte, el amor y la pobreza, las cosas duras de la vida. Exactamente como esas canciones es esta película, una cariñosa instantánea sobre la vida, la muerte y lo demás. Una cinta sobre la fortaleza de las mujeres y la fuerza de la música", describió la cineasta.

"Los mariachis me fascinan. Son al mismo tiempo un cliché mexicano y una expresión auténtica del alma mexicana".


Doris Dörrie filmó con un pequeño grupo durante seis semanas en la Ciudad de México y sus alrededores. Su documental sigue el camino de la vida de las mujeres mariachi, que en su apasionada entrega a la música no sólo buscan su suerte personal, sino también superar las fronteras y los problemas de la sociedad del macho mexicano, que está marcada por la pobreza y la criminalidad".

Doris Dörrie declaró que "México es para mí un viejo amor. Desde hace más de 30 años". Contó que cuando fue a México por primera vez hace años, sus amistades la llevaron a muchos lugares pero siempre evitaron ir a Plaza Garibaldi. Eso es para turistas, le dijeron. Sin embargo, la directora de cine insistió hasta que por fin la llevaron.

"Los mariachis me fascinan. Son al mismo tiempo un cliché mexicano y una expresión auténtica del alma mexicana y de la convicción de que simple y sencillamente hay que seguir cantando, y entonces todo estará bien... Su música recuerda un poco a la bávara, a los valses y a las polkas. Al fin y al cabo, el Emperador Maximiliano llevó a México el compás de tres tiempos de Alemania y Austria".

Narró que la pregunta de: ¿"quieres una canción alegre o triste?" es el núcleo de su negocio, "ya que cada uno de nosotros necesita de vez en cuando una canción para alegrarse, para celebrar la vida, o para compartir la tristeza y la desesperación...".

Dijo que "naturalmente, los músicos de la Plaza Garibaldi se asombraron de que cada día durante seis semanas la visitaba una rara tropa de güeros. Yo llevaba una silla de camping, observaba todo y hablaba con los dos Danieles (parte de su equipo) que deseaba yo y que quería que filmaran. Utilizamos una (cámara) Canon 300, que es apenas más grande que una de foto pero que es sorprendentemente buena en la iluminación".

"En vez de dar órdenes de dirección, como suelo hacerlo en los rodajes, en México sólo tuve que mirar y oír. En principio, una película documental sigue la máxima del budismo zen: escuchar, observar, mantenerse abierto y no hacer juicios".

"Los músicos de la Plaza Garibaldi se asombraron de que cada día durante seis semanas la visitaba una rara tropa de güeros".


Doris Dörrie comentó que fue fácil poner a platicar a los mariachis. "En México, la gente es muy abierta y manifiesta mucha confianza. No son tan desconfiados como nosotros". "Las mujeres que salen en la película tienen una vida dura. Naturalmente tienen que, al igual que en nuestra sociedad, conciliar niños, familia y profesión".

Doris Dörrie (Hannover, 1955) tiene una amplia filmografía y es una de la directoras alemanas de cine contemporáneo de más éxito. Además de hacer largometrajes, de vez en cuanto le gusta filmar documentales, y "Qué caramba es la vida!", que a partir de esta semana se proyectará en salas de Alemania, es su más reciente filme hasta el momento. Desde hace tiempo viaja cada año a México.

La película está completamente hablada en español y lleva subtítulos en alemán. La protagonista de la cinta, María del Carmen, viajará de la Ciudad de México a Berlín para estar presente en la primera proyección para el público alemán del documental de cine de 90 minutos de duración.