Autopsia a Seymour Hoffman busca confirmar la sobredosis

El cuerpo del actor fue trasladado a la morgue de la Oficina Forense de Nueva York (OCME, por sus siglas en inglés) el domingo por la noche.
Philip Seymour Hoffman
Philip Seymour Hoffman (AFP)

Nueva York

Las autoridades forenses de Nueva York iniciarán el lunes la autopsia para determinar las razones precisas del deceso del actor estadunidense Philip Seymour Hoffman, hallado muerto el domingo en Manhattan aparentemente por una sobredosis de heroína.

Hoffman fue encontrado en el piso del baño de su apartamento en West Village con una jeringa en el brazo, vestido con shorts y camiseta. Cerca del actor había dos sobres que supuestamente contenían heroína y otros varios vacíos, según fuentes policiales y la prensa local.

El cuerpo del actor fue trasladado a la morgue de la Oficina Forense de Nueva York (OCME, por sus siglas en inglés) el domingo por la noche. Los resultados de la autopsia podrían tardar varios días.

En el apartamento de Hoffman no se encontraron pastillas y los policías tampoco descubrieron signos de que el actor hubiera estado tomando alcohol.

Sin embargo, se sabía que el actor estaba pasando un mal momento personal y había vuelto a caer en el consumo drogas, en particular la heroína, en los últimos tiempos.

En mayo de 2013, Hoffman había pasado diez días en un centro de rehabilitación para intentar curarse de sus adicciones.

Al registrar su casa de manera más minuciosa, la policía habría hallado más de 50 sobres con una sustancia que sería heroína, indicó el lunes el canal CNN.

Hoffman, uno de los actores más respetados de Hollywood tras más de 20 años de carrera, se había separado además recientemente de su pareja, la diseñadora Mimi O'Donnell, la madre de sus tres hijos, según el diario Daily News.

La policía investigaba las últimos movimientos del actor, por ejemplo a partir de su teléfono portátil, para saber quiénes fueron las últimas personas que estuvieron con él.

Además, y sobre la base de la hipótesis de una muerte por sobredosis, buscaba descubrir dónde se procuró la droga.

Con unas 50 películas en su trayectoria, Hoffman era extremadamente querido y respetado en el mundo del cine, principalmente por la exigencia de sus elecciones. Trabajaba tanto en filmes de los grandes estudios como en producciones independientes.

En 2006 ganó el Oscar a mejor actor por su personificación de Truman Capote. Recibió otras tres nominaciones de la Academia, por actor de reparto en "Charlie Wilson's War" (2008), "Doubt" (2009) y una de sus últimas películas, "The Master" (2013).

Pese a su destacada carrera, el actor mantenía un bajo perfil. Tras conocerse los hechos, la familia publicó una declaración en la que señala estar devastada y agradece el apoyo de la gente.