Sean Penn, activista en serie

La polémica entrevista que realizó el actor al narcotraficante Joaquín Guzmán Loera para la revista "Rolling Stone" en su versión estadunidense ha puesto la mirada en el interés político y social ...

México

La gala a beneficio de la J/P Haitian Relief Organization   — que Sean Penn creó en 2010, luego del terremoto en Haití — se convirtió en algo más que en un evento altruista y un reencuentro con su ex pareja, Madonna, ya que la cita tomó tintes polémicos cuando el actor fue cuestionado sobre su encuentro con Joaquín Guzmán Loera, capo mexicano conocido como El Chapo.

La gala se llevó a cabo en Beverly Hills, donde Penn fue cuestionado sobre la reunión con El Chapo que tuvo lugar en octubre pasado.

 “No puedo (hablar)”, dijo brevemente el actor ante los cuestionamientos de la prensa. En la reunión con el capo mexicano estuvo presente también Kate del Castillo, quien tampoco ha revelado detalles sobre la cita ni sobre la entrevista.

En el evento a beneficio estuvieron presentes varias figuras del cine, entre ellas Leonardo DiCaprio, Mark Ruffalo y Patricia Arquette; incluso asistió el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton. En la reunión Penn comentó: “No podemos depender de los gobiernos”. Respecto a El Chapo, quien fue recapturado este viernes, mantuvo discreción.

Desde los inicios de su carrera como actor, Sean Penn apostó por manifestar su ideología, respecto a temas de interés político y social, así como ejercer una labor humanitaria para apoyar a las víctimas del huracán Katrina y el terremoto de Haití. A la par de sus intereses, Penn sostiene amistad con mandatarios de países como Venezuela y Cuba.

La charla que Penn sostuvo con El Chapo no ha sido la única exclusiva que el actor ha tenido con figuras de impacto internacional.

“Sé que están pensando en invadir Venezuela”, dijo el ex mandatario Hugo Chávez a Penn, acerca de los planes del Pentágono sobre el país sudamericano.

En la reunión, el mandatario venezolano acotó: “Nadie puede venir aquí y exportar nuestros recursos naturales. Venezuela debe ser una democracia socialista”.

 En ese momento, Penn solicitó también ayuda para entrevistar a los hermanos Castro.

La cita en Cuba se prolongó por siete horas y tuvo lugar en 2008, Penn entrevistó al presidente cubano (Raúl Castro), después de que sucediera a su hermano Fidel y antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, que colocaron a Barack Obama en la Casa Blanca.

Como resultado de la reunión, Castro comentó a Penn que estaba abierto a la posibilidad de un encuentro con el entonces candidato presidencial Barack Obama, según información documentada en un artículo escrito por el actor para The Nation.

Desde décadas atrás, el ganador de dos premios Oscar se convirtió en una figura respetada de Hollywood, sumó a favor de la sociedad distintas iniciativas que se mueven a la par de su carrera en cine, entre ellas una denuncia por los efectos del cambio climático.

Sean debutó en cine a inicios de los años 80, junto a Tom Cruise en la cinta Más allá del honor. A diferencia de otros histriones que no desean manifestar sus intereses personales, el originario de Santa Mónica, Estados Unidos, se perfiló por una carrera sólida junto a cineastas de culto, como Woody Allen.

Su trabajo se suscribe a cintas como Río místico (Clint Eastwood), El árbol de la vida (Terrence Malick); Milk (Gus Van Sant) y 21 gramos (Alejandro González Iñárritu); así como las series Two and a Half Men y Friends, solo por mencionar algunas.

La década de los 80 no solo marcó su ingreso a la meca del cine, también se convirtió en integrante del Brat Pack: un grupo de actores que en aquella época eran considerados influyentes, pues a través de sus trabajos en pantalla exponían la cultura popular.

La lista incluyó a histriones de la talla de Emilio Estevez, Anthony Michael Hall, Rob Lowe, Andrew McCarthy, Demi Moore, Judd Nelson, Molly Ringwald  y Ally Sheedy, entre otros, algunos de ellos participaron en los elencos de The Breakfast Club y St. Elmo’s Fire.

Al paso del tiempo, Penn llevó su estandarte a otros terrenos, que no siempre tienen que ver con los escenarios, las premiaciones o los sets cinematográficos; su labor humanitaria y su compromiso político van de la mano, recientemente a favor de los haitianos.

Y es que, días después de terremoto que sacudió a la isla, el actor viajó a Centroamérica y se instaló en un pequeño albergue para repartir medicamentos y alimentos a quienes lo necesitaban. Después de este acto fundó la J/P Haitian Relief Organization.

Anteriormente, Penn benefició a los damnificados por el huracán Katrina, que devastó Nueva York, el actor trasladó gente que quedó atrapada en sus hogares, a fin de evitar más desastres y pérdidas humanas. En 2012 apoyó a las víctimas de inundaciones en Pakistán.

Las acciones que encabeza Penn han  sido tema de críticas, sobre todo su opinión respecto al gobierno de George Bush.

Hace más de una década visitó un hospital de Iraq como gesto de paz, el actor comentó que asistió “como padre, como actor, como cineasta y como patriota”.

Incluso se dio a la tarea de pagar por un espacio en The Washington Post, a fin de manifestar su desacuerdo con la invasión de Estados Unidos en Iraq, la cual cesó en 2003. También realizó una cobertura de las elecciones de Irán en 2005 para The San Francisco Chronicle.

Penn es considerado un activista importante, con una notable trayectoria en cine.

Ganó su primera nominación al Oscar en 1995 por la película Dead Man Walking.

Las nominaciones se extendieron hasta su trabajo en cintas como son Sweet and Lowdown y I am Sam.

Y cuando recibió el Oscar por su interpretación de Harvey Milk, el político homosexual de San Francisco en Milk, Penn defendió los derechos de la comunidad gay.

La cinta Into the Wild le valió buenas críticas por su talento como director sobre la historia de un joven idealista que abandona todo para irse a vivir solo en contacto con la naturaleza. Por ahora, Sean Penn espera el estreno de The Last Face, la cual es su más reciente cinta como director.

En el terreno personal, Penn se relacionó con la cantante Madonna; tras su separación contrajo nupcias con la actriz Robin Wright, con quien tuvo dos hijos. Le siguieron otras estrellas del celuloide, entre ellas Scarlett Johansson y Charlize Theron. 

Las entrevistas

El 9 de enero pasado se publicó un artículo en Rolling Stone sobre la reunión que tuvo Sean Penn con Joaquín El Chapo Guzmán.

Esta publicación se suma a otras que han mostrado que Penn tiene interés por reuniones de ídole social y político.

En una cita previa, entrevistó a Raúl Castro con motivo de su llegada al poder en Cuba y la llegada de Obama a la Casa Blanca.

Penn ha tenido un contacto cercano con los gobiernos venezolanos, como fue el de Hugo Chávez y después el de Nicolás Maduro.

La guerra en Iraq ha sido uno de sus más fuertes cuestionamientos y no dudó en expresar su deseo de la salida de tropas del país.