Retiran de subasta Oscar de Joan Fontaine

Debido a una amenaza de demanda por parte de Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas contra los herederos de la fallecida actriz, éstos decidieron retirar el premio de la puja.
La actriz recibió el Oscar a mejor actriz en 1941 por su actuación en la película de Alfred Hitchcock ‘Suspicion’.
La actriz recibió el Oscar a mejor actriz en 1941 por su actuación en la película de Alfred Hitchcock ‘Suspicion’. (Everett Collection/Rex)

Nueva York

Los herederos de la actriz Joan Fontaine, que murió el año pasado a los 96 años, retiraron su Oscar de una subasta muy esperada cuando la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas amenazó con presentar una demanda por la venta, dijeron representantes de los herederos.

La casa de subastas Christie's había dicho que esperaba que el Oscar alcanzara entre 200 mil y 300 mil dólares, y que las ganancias se destinaran al grupo de defensa de los animales SPCA de Monterrey, California, atendiendo a la voluntad de Fontaine.

Los Oscar rara vez llegan a ser subastados porque desde 1950 la Academia requiere que los ganadores o sus herederos no puedan venderlo sin ofrecerlo primero a la Academia por un dólar.

Fontaine ganó el Oscar a mejor actriz en 1941 por su papel en la cinta Alfred Hitchcock 'Suspicion' (Sospecha), en el que formaba pareja con Cary Grant.

Fue el único miembro del reparto de una película de Hitchcock en ganar un Oscar, y en aquel momento fue la actriz ganadora más joven de la historia.

"La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas siguió inamovible en las peticiones de todos los implicados, y anunció que presentarían una demanda si la venta continuaba", dijeron representantes de sus propiedades en un comunicado, en el que destacaron que el Oscar de Fontaine fue entregado antes de los acuerdos legales que se requieren ahora.

"Sentimos que si luchamos contra esta demanda prometida contra los herederos (y SPCA) todo el mundo perdería excepto los abogados", agregó el comunicado, explicando la cancelación de la venta.

"La Academia, sus miembros y muchos artistas de cine y del equipo técnico que han ganado premios de la Academia creen firmemente que los Oscar deberían ser ganados, no adquiridos", dijo la Academia en un comunicado.

"Desafortunadamente, a pesar de nuestras objeciones, no tenemos las bases legales para detener la venta de ciertas estatuillas, incluida ésta", agregó.

Noel Beutel, un albacea del testamento de Fontaine, respondió: "Ellos (la Academia) nos dijeron que nos demandarán si lo vendemos".