Presidenta de la Academia cambia panorama del Oscar

A siete meses de asumir el cargo, Isaacs sigue acostumbrándose a la emoción por su designación y el peso que tiene en la comunidad cinematográfica.
Chris Hemsworth posa con la presidenta de la Academia, Cheryl Boone Isaacs.
Chris Hemsworth posa con la presidenta de la Academia, Cheryl Boone Isaacs. (AP)

Beverly Hills

Cuando Bette Davis se convirtió en la primera presidenta de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas en 1941, se dice que encontró tanta resistencia de la organización predominantemente masculina que renunció dos meses después.

La Academia sólo ha tenido otras dos presidentas desde entonces: la guionista y productora Fay Kanin en 1979 y ahora la ejecutiva Cheryl Boone Isaacs, quien también es la primera persona de raza negra al frente de la organización.

"Es diferente ser una minoría en un ámbito de mayorías", dijo Isaacs en su oficina en la sede de la Academia en Beverly Hills, famosa por tener integrantes predominantemente blancos, varones y mayores de 50 años.

Un afiche de Oscar Micheaux en la película de 1931 "The Exile" cuelga sobre la pared roja frente a su escritorio. La frase "Una épica moderna enorme totalmente hablada de la vida de los negros" está escrita en la parte superior del cartel. "La frase favorita de mi padre es 'simplemente demuestra que eres superior' y debo decir que tengo que poner eso en práctica aquí", dijo. "Pero eso no apaga las dudas que uno pueda tener como persona".

Como el rostro que representa a los 6 mil 100 integrantes de la Academia, Isaacs sabe que hay mucho eco en sus decisiones y sus respuestas. "Trato de ver la realidad de las situaciones, platicar conmigo misma y preguntarme '¿Estás reaccionando muy duro?, ¿Estás a la defensiva?''', dijo la mujer de 64 años, que ingresó a la Academia en 1988 tras comenzar su carrera como publicista en Columbia Pictures en 1977.

"Hay ciertas cosas que no puedes hacer", agregó. "No te puedes enojar porque entonces simplemente eres una mujer negra enojada. Como mujeres tenemos que enfrentarnos a eso y después siendo de una minoría, eso le agrega una capa más".

Cuando era adolescente en Massachusetts en la década de 1960, Isaacs veía como ejemplo a su hermano mayor Ashley, ejecutivo de publicidad de United Artists en Nueva York. "Estaba a la moda y llegaba a casa con películas en 16 milímetros y las proyectaba en el comedor", recordó sobre su hermano, quien murió de cáncer en 1994 y fue una de las personas que le inculcó el amor por el cine. Cuando Ashley se mudó a Los Ángeles, Isaacs lo siguió.

"Vivía en San Francisco y trabajaba de sobrecargo en Pan American pero necesitaba algo en serio", recordó la graduada del Whittier College. "Toqué varias puertas y llegué a Columbia".

En 1984 se convirtió en directora de publicidad en Paramount Pictures y en 1997 se cambió a New Line Cinema, convirtiéndose en la primera presidenta negra de mercadotecnia en cines del estudio.