Versión extensa de ‘Nymphomaniac’ llega a Berlinale

La cinta de Lars von Trier ha generado polémica por sus escenas explícitas de sexo.
Lars von Trier así se presentó en la alfombra.
Lars von Trier así se presentó en la alfombra. (AFP)

Berlín

El primer volumen de la película "Nymphomaniac" de Lars von Trier, protagonizada por Charlotte Gainsbourg y que ganó notoriedad por contener varias escenas de sexo explícito, en su versión más extensa fue presentado hoy en el festival de cine de la capital alemana.

La cinta está divida internamente en varios capítulos a través de los cuales una madura Joe, interpretada por Gainsburg, narra su vida a Seligman (Stellan Skarsgård), una existencia marcada por la ninfomanía.

Estos recuerdos, en los que Stacy Martin encarna a la joven Joe, comienzan desde la infancia de la protagonista y relatan además de sus inicios en el mundo del sexo, la relación familiar en la que destaca la figura del padre, encarnado por Christian Slater, frente a la frialdad de la madre.

Así, se genera una conversación en la que se combinan la cruda historia de Joe, junto a los intentos del personaje de Skarsgård, por no moralizar sobre las trata de buscar paralelismos entre el modo de conseguir hombres de aquella y su propio modo de pescar.

Un punto aparte merece la actuación de Uma Thurman que, en su papel de esposa abandonada por uno de los múltiples amantes de la protagonista, crea uno de los momentos más aplaudidos por el público asistente.

En el encuentro con los periodistas, al que no asistieron ni el director ni Gainsbourg, estuvieron presentes Skarsgård, Thurman Martin, Slater así como Shia Lebouf que abandonó la sala en medio de la conferencia sin dar explicaciones a los allí presentes.

Durante la rueda de prensa, además de los actores, buena parte de la atención la centró la productora, Louise Vesth, preguntada repetidas veces por la doble dificultad que representó hacer una película con el polémico Triers y con una carga sexual tan explícita.

"Él ha hecho lo que ha querido hasta ahora y ese es el modo en que continuará. Por supuesto que el tema sexual lo hizo algo más complicado a causa de las leyes para el público en la que el sexo tiene más trabas que la violencia" explicó la encargada de la productora.

Vesth también opinó que esta versión más extensa aporta una visión más profunda sobre las problemáticas tratadas por Trier, además de incluir escenas de sexo "más explicitas".

Por su parte, los actores alabaron el modo de dirigir del realizador danés y descartaron la idea de que trabajar con Trier sea más problemático que con otros directores.

"Trabajé con el muchas veces, y no creo que sea muy desafiante, es un director fácil y te diviertes mucho con él" incidió Skarsgård que también coincidió con Trier en películas como "Melacholia" o "Dogville".

"Me encantó fue una experiencia increíble, fue paciente, educado, llevando las cosas con calma lo cual es algo muy inusual en Hollywood donde las cosas se hacen muy deprisa, fue agradable estar en un set donde se tomaba un tiempo para capturar los momentos" incidió por su parte Slater.

La joven Martin, que en este primer volumen de "Nymphomaniac" soporta el peso de las escenas sexuales más crudas manifestó que "no estaba nerviosa" ante la perspectiva de afrontar un rodaje de esas características, ya que la historia "brillaba" con luz propia.

"Me divertí haciendo 'Nymphomaniac" subrayó Martin que concluyó diciendo que ante la oportunidad que representaba este proyecto tuvo "que saltar del tren".