Netflix aportará crecimiento al cine mexicano: Herrera

El actor interpreta a Carlos Rojo en la cinta que aparece ya en la plataforma "online".
Su personaje está envuelto en negocios turbios entre medios de comunicación y política.
Su personaje está envuelto en negocios turbios entre medios de comunicación y política. (Especial)

México

Pese a la buena taquilla que La dictadura perfecta recaudó en su estreno hace cinco meses, se tomó la decisión de parar su distribución en salas y hacerla llegar a Latinoamérica a través de Netflix.

La película mexicana, dirigida por Luis Estrada, es ejemplo de un rápido acercamiento del cine nacional con otras fronteras mediante dicha plataforma, pues fue doblada al inglés y al portugués. Que se repita la ecuación con más cintas beneficiaría a la industria en nuestro país, comentó Alfonso Herrera.

“Hay que acoplarse a las plataformas que han innovado la manera de ver contenidos. Yo creo que es una manera muy útil para hacer que la película sea vista. La tecnología está cumpliendo con esto y es una forma muy democrática de hacer las cosas, porque el que decide es el espectador. Hay que montarse en este tren que ya está andando y no va a parar.

“El cine mexicano se va a beneficiar muy bien, muchas películas van a ser apreciadas en muchas partes de Latinoamérica sin pasar por los filtros que a veces son un dolor de cabeza. Vamos a poder compartir más cine mexicano”, destacó Herrera, quien en La dictadura perfecta da vida a Carlos Rojo.

Gracias a los fans que el joven actor suma en diversos países de Latinoamérica, es que ha podido conocer la buena respuesta que la cinta está teniendo en Netflix, a pocos días de lanzamiento en países como Brasil.

“Hablé con Luis (Estrada) y dijo que se traduciría al portugués. Tuve la posibilidad de verlo en mi cuenta de Netflix y fue muy peculiar escuchar las voces de los actores, fue algo nuevo y muy sorprendente, pero es algo positivo para que la película pueda ser vista… esto de la tecnología es algo increíble. Surgen paralelismos, lo que me parece muy interesante”, agregó.

La cinta que presenta la ficción de los acuerdos turbios del gobierno con una televisora influyente para crear distractores políticos es para Alfonso una radiografía de lo que se vive en la actualidad en México y en otros países de Latinoamérica. 

“Me siento muy feliz de ser parte de una serie original de Netflix y formar parte del proyecto (La dictadura perfecta), ya que en otros lugares fue complicado moverlo, pero eso habla de la libertad y la seriedad de una plataforma como Netflix para abordar los temas y compartir estos contenidos”, dijo.

Madura en la actuación

Después de convertirse en el ídolo juvenil con su participación en RBD, Herrera piensa más el trasfondo de los proyectos que elige y próximamente estrenará a través de Netflix la serie Sense8.

“Uno va haciendo conciencia de cuáles son los proyectos que quiere hacer y se definen por lo que quiere decir”, afirmó el actor.