Naomi Watts se convierte en Diana

La actriz dijo durante el estreno de la cinta en NY, que trató de mantenerse en su personaje, no porque sea "tan disciplinada como Daniel Day-Lewis", sino porque el acento le resultaba difícil.
EL ELENCO EN NUEVA YORK.
EL ELENCO EN NUEVA YORK. (AP)

NUEVA YORK

En los comienzos de su carrera de actriz, cuando luchaba por sobrevivir, Naomi Watts nunca imaginó que un día interpretaría a la princesa Diana, que aun después de su muerte sigue siendo una de las mujeres más famosas del mundo.

De hecho, la idea le da risa.

"Sí, eso sonaría un poco tonto, ¿no?", dijo la actriz durante el estreno neoyorquino de la cinta biográfica "Diana" el miércoles por la noche.

Watts encarna a la princesa de Gales durante los dos últimos años de su vida. La historia se basa en el libro de 2001 "Diana: Her Last Love", que narra su relación con el cardiocirujano Hasnat Khan y con Dodi Fayed.

Cas Anvar, quien hace el papel de Fayed, a menudo se maravillaba en el plató de cómo Watts encarnaba la esencia de la princesa Diana. De hecho dice que la actriz se quedaba en el personaje entre las tomas.

"Era bastante surreal a veces, pero era fantástico estar a su alrededor, trabando con alguien así", dijo Anvar. "Se quedaba en el personaje todo el tiempo así que nunca experimenté el lado Naomi de las cosas", dijo. "Era como estar interactuando todo el tiempo con Lady Di".

Watts dijo que trató de mantenerse en su personaje, no porque sea "tan disciplinada como Daniel Day-Lewis", sino porque el acento le resultaba difícil.

A pesar de todo su esfuerzo pocos se han sentido impresionados por la película, que se estrena el viernes en Estados Unidos. Las reseñas han sido en su mayoría negativas hasta ahora.

Naveen Andrews, quien interpreta al doctor Khan, cree que en gran parte se debe a que Diana era realmente como lo que indica su apodo: la princesa del pueblo.

"Obviamente en Inglaterra la gente se siente un poco propietaria de ella", dijo. "Era así cuando estaba viva y sigue siéndolo ahora que está muerta. Es una prueba de su poder el hecho de que pueda generar tanta emoción y sentimientos".

Watts está de acuerdo: "Todos sienten que la conocen y pensaban que tenían una opinión sobre quién era ella y que su versión de la historia debe ser la verdadera y las comparaciones se harán inevitablemente".

Anvar cree que las fuertes opiniones sobre la película son algo bueno.

"Personalmente preferiría ser parte de un proyecto que inspira un enorme debate y controversia que de un proyecto que se olvida fácilmente", dijo. "Cualquier tipo de escándalo o conmoción suele ser bueno y también un indicador de una buena historia".