Muere la actriz uruguaya "China" Zorrilla

La actriz Concepción "China" Zorrilla, falleció a los 92 años en Montevideo, al "complicarse unaenfermedad pulmonar crónica", confirmaron a fuentes médicas.
La actriz protagonizó cintas como 'Elsa y Fred'.
La actriz protagonizó cintas como 'Elsa y Fred'. (Especial)

Montevideo

La actriz uruguaya Concepción Zorrilla, más conocida como China Zorrilla, falleció el miércoles en el hospital de la Asociación Española de Montevideo, confirmó un vocero de la institución médica.

Famosa en Uruguay y Argentina por una extensísima carrera en cine, teatro y televisión, Zorrilla había sido internada el domingo debido a una enfermedad respiratoria. Sufría problemas respiratorios crónicos como consecuencia del tabaquismo, un hábito de su juventud.

Su deceso provocó muestras de dolor en ambas orillas del Río de la Plata, donde era igualmente querida y admirada.

El director nacional de Cultura del gobierno uruguayo, Hugo Achugar, dijo al portal El Observador que Zorrilla "era una actriz dramática excepcional. No era sólo comediante, era una actriz completa. Era una mujer con un humor, con un don de gente, era una grande".

Las redes sociales se llenaron de mensajes de uruguayos y argentinos lamentando el fallecimiento de la actriz.

"Partió la querida China Zorrilla a debelar la gran incógnita que para ella era la muerte. Te fuiste en paz como tú querías. Te recordaremos", escribió en Twitter la senadora socialista Mónica Xavier, presidenta del Frente Amplio, el partido gobernante en Uruguay. Mientras tanto, el senador opositor Jorge Larrañaga escribió: "La cultura está de duelo. (Es una) enorme pérdida para el arte iberoamericano".

En Argentina, el diputado Ricardo Alfonsín tuiteó: "China Zorrilla: talentosa, comprometida, digna. Su muerte nos apena en las dos orillas". Y el conductor televisivo Marcelo Tinelli: "Adiós divina China Zorrilla".

En declaraciones a medios de prensa, actores que trabajaron con ella recordaron el talento y la generosidad de la actriz.

Antonio Gasalla, su compañero en el éxito cinematográfico "Esperando la carroza" (1985), señaló que Zorrilla "era una mujer muy inteligente... convertía a los personajes en algo muy potable y accesible. Tenía un poder de comunicación como actriz y algo de cómica".

"La vamos a echar de menos con toda seguridad", dijo Luis Brandoni, quien trabajó con Zorrilla en la misma película, así como en el drama "Darse cuenta" (1984). "Era inclaudicable en su actividad artística y en la iniciativa que siempre tenía. Era una mujer generosa y muy divertida", remarcó.


Su vida en el cine

Zorrilla nació en 1922 en Montevideo en el seno de una familia patricia. Era hija del escultor José Luis Zorrilla de San Martín y nieta del poeta Juan Zorrilla de San Martín, llamado en Uruguay "el poeta de la patria". Su carrera artística fue prolífica: actuó en más de 50 películas y más de 60 obras de teatro.

Entre 1946 y 1948 vivió en Londres, donde estudió en la Academia Real de Arte Dramático. De regreso a Montevideo se incorporó a la Comedia Nacional, el elenco teatral oficial de la ciudad, y el más prestigioso del país. En esta etapa fue dirigida, entre otros, por la catalana Margarita Xirgú.

En 1960 se radicó en Nueva York, donde hizo teatro. En 1971 filmó en Buenos Aires la película "Un guapo del 900", de Leopoldo Torre Nilsson, que la consagró ante el público argentino. A partir de entonces se radicó en Buenos Aires.

Entre sus actuaciones más celebradas por el púbico y la crítica se encuentran las que realizó en el cine para la comedia "Esperando la carroza" (1985) de Alejandro Doria y su papel en la tragicomedia "Elsa y Fred" (2005) de Marcos Carnevale.

Por sus posiciones y compromiso políticos, Zorrilla fue proscripta por la dictadura militar derechista que gobernó Uruguay entre 1973 y 1985 y recién cuando la democracia fue reestablecida en ese año volvió a actuar en Montevideo.

Nunca contrajo matrimonio ni tuvo hijos. En una entrevista con el diario argentino Clarín en 2011 dijo: "Toda mi vida soñé con hacer lo que hice. Muy poca gente se puede dar ese lujo, pero me hubiera gustado casarme y tener hijos, eso me quedó en el camino. Me enamoré muchas veces y tuve un gran amor por quien hubiera dejado todo. Pero miro para atrás y fui feliz".