Vuelve Michael Moore a levantar polémica

El documentalista realizará una nueva producción por la contaminación del agua en Estados Unidos.
El director ha sido uno de los pocos en criticar al gobierno de la Unión Americana.
El director ha sido uno de los pocos en criticar al gobierno de la Unión Americana. (Especial )

Michigan

El documentalista Michael Moore, ex residente de Flint, en Michigan, regresó a su ciudad natal a fin de exhortar al presidente Barack Obama a que conozca en persona la crisis local causada por agua de grifo contaminada.

Moore - rodeado el sábado por decenas de habitantes de Flint que agitaban banderas y cargaban pancartas frente al complejo municipal de la ciudad- informó que él debe "insistir" en que Obama venga el miércoles, el mismo día en el que el mandatario tiene previsto visitar la Feria del Auto de Detroit.

El cineasta también solicitó a la secretaria de Justicia que arreste y enjuicie al gobernador de Michigan, Rick Snyder, porque él "sabía de las lixiviaciones de toxinas, contaminantes y finalmente plomo en el agua enviada a los grifos de las casas de las personas".

El Departamento de Justicia federal coopera con la Agencia de Protección Ambiental en las investigaciones sobre los hechos en torno a lo que se declaró como un problema de salud pública y una emergencia federal en Flint.