Martin Scorsese se suma a lucha por salvar Kodak

La iniciativa a la que se unió Scorsese, dirigida por Tarantino y Abrahams, busca promover que importantes estudios inviertan en grandes cantidades de celuloide, pues prefieren la tecnología digital.
 El director Martin Scorsese.
El director Martin Scorsese. (Reuters)

México

Después que se anunciara que Kodak cerraría, debido a que el video y la fotografía digital han abarcado la industria cinematográfica, y la compañía aún fabrica filmes en 35 milímetros, Martin Scorsese se sumó a la iniciativa para evitar su desaparición.

"Nuestra industria, nuestros cineastas, apoyamos rápidamente a Kodak porque sabemos que no podemos darnos el lujo de perder la forma en que hemos trabajado por los otros formatos de cinta"

"No estoy sugiriendo que ignoremos lo obvio: HD no viene, está aquí", expresó Scorsese en un comunicado, de acuerdo a The Hollywood Reporter.

El cineasta refrendo su apoyo a la compañía, pues los 35 mm es la forma como se inició el cine, además de explicar las ventajas de este formato.

"El cine es también una forma de arte, y los jóvenes que hacen películas deben tener acceso a las herramientas y materiales que eran los componentes básicos de esa forma de arte. ¿A alguien le gustaría decirle a los jóvenes artistas que se deshagan de pinturas y lienzos porque las iPads son mucho más fácil de llevar?, por supuesto que no", agregó Martin.

También advirtió que la vieja forma de hacer cine sigue siendo el único medio de archivo que puede durar por lo menos un siglo, sin la necesidad de cambiarlos a los nuevos medios (digital).

"Tenemos que recordar que los filmes en 35mm siguen siendo la mejor y única manera para conservar las películas. No tenemos ninguna garantía de que la información digital va a durar, pero sabemos que la película perdurará si se almacena cuidadosamente. Este hecho es un paso positivo hacia la preservación de la cinta, la forma de arte que nos gusta", comentó el realizador que preside The Film Foundation.

El director ejecutivo de Kodak, Jeff Clarke, declaró que la solución era la compra de grandes cantidades de celuloide, idea que tomó fuerza cuando realizadores se unieron a la discusión.

Quentin Tarantino, J.J. Abrahams, Christopher Nolan y Judd Apatow forman parte de la iniciativa en apoyo al fabricante de cinta, que sus ventas bajaron un 96 por ciento, desde 2006. Este grupo de realizadores también prefieren filmar en 35mm.

Se han sumado a negociaciones con Kodak, Universal Studios, Paramount Pictures, Disney Studios y Warner Brothers.