ENTREVISTA | POR DIANA AMADOR

Luis Gerardo Méndez: ni mirrey ni pambolero

Luis Gerardo Méndez, parte del elenco de "Club de cuervos".
Luis Gerardo Méndez, parte del elenco de "Club de cuervos". (Luis Ortiz | Clasos.com)

México

En pocos meses, Luis Gerardo Méndez (Aguascalientes 1982) pasó de ser actor de reparto a protagonista de una de las cintas mexicanas más taquilleras, Nosotros los Nobles. Hizo telenovelas, comedias con Eugenio Derbez y otros proyectos que fueron apenas el preámbulo de su vertiginoso lanzamiento a la fama. Después de su conocida interpretación del mirrey Javi Noble, vinieron otras tantas en cine, teatro y finalmente en la plataforma de Netflix con su primera serie en español, Club de cuervos.

Ante su éxito, la segunda temporada ya fue anunciada y ahí, este joven con estudios de mercadotecnia y actuación, no solo interpretará a uno de los personajes más entrañables, también se convertirá en productor ejecutivo.

¿Te arrepientes de alguno de los papeles que aceptaste al iniciar tu carrera?

Hay alguno que no me enorgullece particularmente, pero todo fue parte de mi formación y de un proceso de aprendizaje. Quiero pensar que si no hubiera aceptado tal o cual cosa, no hubiera aprendido lo que hoy sé.

Ahora que vives entre Los Ángeles y el DF, ¿extrañas algo de Aguascalientes?

A mi familia, siempre. Tampoco es tan malo vivir ahí, tenemos la Feria de San Marcos, que fue donde yo tuve mis primeros acercamientos al teatro. No tiene muchas cosas qué ofrecer como las grandes ciudades, pero tiene lo suyo.

¿Qué fue lo primero que pensaste cuando llegaste al DF?

"¡En la madre!". Me imponía mucho el tamaño de la ciudad, el número de personas y de coches; me perdí mil veces, me tomó dos semanas entenderle al Metro. Ahora ya estoy enamorado, no me imagino viviendo en otra ciudad.

¿Ya le tomaste cariño a los mirreyes?

Para nada. Como actor no puedes juzgar a tus personajes y para hacer los míos tuve que relacionarme con personas que se parecen a ellos. Me fui de antro con mirreyes, me subí a sus coches, me asomé a sus vidas y creo que ahora los entiendo mejor. Ahora sé que esa tremenda necesidad de atención es un reflejo de otras carencias afectivas. Los entiendo, pero nada de cariño.

¿Cuál equipo de futbol es tu favorito?

Los Cuervos de Nuevo Toledo (el equipo ficticio de la serie en Netflix). Y nada más. Yo no sé nada de futbol, no sigo la liguilla, no veo los partidos, nada de nada. En Brasil tuve la oportunidad de ir al Mundial, vi jugar a Messi en uno de los estadios legendarios y me emocioné mucho, pero por ver a la gente apasionada y feliz. Entiendo la relevancia del asunto, pero el futbol no es lo mío.

¿A qué sabe el éxito?

A sudor. Si no te partes la madre, si no lo dejas todo en el escenario, no vas a lograr gran cosa.

¿Qué te molesta de la fama?

Que ya no tengo vida privada, ahora de todo quieren hacer noticia y de cosas que no son relevantes en mi trabajo. También que no puedo hacer las mismas cosas que antes. No puedo ir al cine un viernes, no puedo ir al súper, no puedo sentarme solo en un café. Pero no me quejo, te vas acostumbrando.

¿Qué es lo que te regresa los pies a la tierra?

Creo que nunca los despego. Siempre soñé estar en películas taquilleras, que la crítica hablara bien de mi actuación, que ya tuviera la posibilidad de elegir en qué proyectos participar. Y todo eso es increíble, es un privilegio, pero no es la felicidad. Todo eso es aire.

¿Qué cosas haces por puro placer?

Comer. Soy un foodie y no me importa cuidar la línea. Gozo una buena comida en compañía, con calma, disfrutando cada mordida y el vino, eso es la felicidad.

¿Y si no fueras actor?

Creo que estaría aburrido. Pero tal vez sería arquitecto, siempre me interesó mucho, pero me ganó la pasión por actuar.