Honran en Durango a Juan Antonio de la Riva

El director se unió a las actividades del Festival de Cine Mexicano de Durango

Durango

A partir de hoy, una sala de la Cienteca de Durango llevará por nombre Juan Antonio de la Riva, en honor al cineasta de origen duranguense que dio pie a filmes como Elisa antes del fin del mundo, El último profeta y Érase una vez en Durango.

"Es muy grato que alguien te tome en cuenta y más porque la idea de esta Cineteca fue mía, y ha permanecido por más de 18 años. Es muy importante que se acuerden de eso que construimos juntos, más allá de las diferencias políticas.

"Este lugar me trae recuerdos, estas fotos me provocan una nostalgia absoluta, porque no hay como filmar, es el mejor momento en la vida de un realizador, la edición y las demás cosas no se parecen en nada al momento de realizar", dijo.

Con treinta años de trayectoria, De la Riva recordó en momento en el que dio paso a su primer cortometraje. "Fue en 1972, lo filmé aquí en Durango, fue el primer corto que tuve la audacia de dirigir sin saber nada, son muchos años".

De hecho, con este cortometraje compitió en festivales internacionales y le dio el prestigio y reconocimiento necesario para desarrollar sus siguientes proyectos, entre los que destacan varias historias locales, "desde hace tiempo era necesario descentralizar el cine de la Ciudad de México.

"Nacho Ortíz y Manuel Isacc también hicieron este cine rural, varios hemos tenido la línea de historias locales, lo importante es que haya esa pluralidad, porque hay muchas cosas que contar, no sólo en el DF, también en el resto de la república", dijo.

Cabe resaltar que la sala Juan Antonio de la Riva no será de cine, sino que será una sede para todo tipo de exposiciones.