Comparte Cosío experiencia con Robert Duvall

El actor se sumará al elenco de 'La delgada línea amarilla'.
Joaquín Cosío habló sobre las dificultades que tiene para aprender inglés.
Joaquín Cosío habló sobre las dificultades que tiene para aprender inglés. (Notimex)

Guadalajara/Enviada

Una noche en el viejo México permitió a Joaquín Cosío compartir el set con Robert Duvall y Luis Tosar, actores que lo retaron profesionalmente, no solo por la parte creativa al dar vida al antagonista de la historia que dirigió Emilio Aragón, también porque el filme se rodó en inglés, una "limitante" para el mexicano.

"Sigo esforzándome con el idioma, pero aquí estaba frente Robert Duvall, fue un trabajo complejo, porque cada vez lo hablo peor. Uno ve actuar a los grandes actores gringos y son muy buenos, pero ya quiero verlos a ellos hacer una película en español. El idioma es una gran limitante", dijo Joaquín Cosío.

"La fortuna de esta película es que me tocó trabajar con grandes del cine internacional, como Robert Duvall y Luis Tosar, sin duda es una buena experiencia, porque mi personaje tiene presencia importante dentro de la historia", añadió el actor, sobre su personaje en Una noche en el viejo México.

El filme narra la aventura que emprenden un abuelo y su nieto al buscar un destino distinto en México, "Robert Duvall es un hombre mayor que decide darle un giro a su vida y es cuando llega al viejo México, en compañía de su nieto (Jeremy Irvine), ellos cambian su monotonía por situaciones extremas", dijo Cosio.

Para este filme, Joaquín dio vida al antagonista, un matón a sueldo que trabaja al norte de México, "se llama Cholo, es un asesino, en medio de un paraje interesante, la frontera mexicana, es un guión estupendo y afortunado en el cual todos los personajes se encuentran en un momento crucial de su vida.

"Cada uno de estos hombres están en un momento de definición, ellos buscan un cambio, pero mi personaje también está devastado y decadente. Es un guión hermoso que nos dejó ver una película bien narrada y con actuaciones de primer nivel", explicó Cosío, quien estuvo en el FICG para presentar la película.

En breve, Cosío viajará a Bogotá, a fin de ofrecer algunas funciones de la puesta en escena que lo mantuvo por varios meses en España, Tirano Banderas, "me siento encantado de trabajar en la Madre Patria, la pasé estupendamente en Madrid, pero este año estuvimos en México y Montevideo; ahora vamos a Bogotá".

En cuanto concluya su gira por Centro y Sudamérica, Joaquín se sumará al elenco de La delgada línea amarilla, ópera prima de Celso García que contará con las actuaciones de Damián Alcazar, Gustavo Sánchez Parra, Silverio Palacios y Mario Zaragoza, "tengo problemas de memoria, olvido los nombres de mis personajes.

"Pero mi personaje es un hombre sencillo, al igual que el restos el grupo, un hombre que vive de pintar la línea amarilla en la carretera. Me encantó la historia, porque parecieran personajes ordinarios, sin matices, pero no es así, estos personajes son muy profundos, el mío tiene miedos añejos", añadió.