James Cameron presentó ‘Deepsea Challenge’

El realizador presentó el largometraje sobre su exploración en la parte más profunda del océano Pacífico.

Nueva York

El director de cine James Cameron presentó en una sala repleta de un museo de Nueva York su documental en tres dimensiones Deepsea Challenge, sobre su inmersión solitaria en 2012 en la parte más profunda del océano Pacífico y que será estrenado esta semana en cines de Estados Unidos.

"Soy un mono curioso y necesito ir y ver por mí mismo", dijo el cineasta canadiense de 59 años al referirse a la aventura que lo llevó en un sumergible hasta la zona más profunda conocida del océano, situada a 10.898 metros, en la Fosa de las Marianas, el 26 de marzo de 2012.

La proyección del filme tuvo lugar en el cine Lefrak del Museo Americano de Historia Natural, repleto con unas mil personas, muchas de ellas niños, que ovacionaron al director de Titanic y Avatar.

"Me siento inspirado de manera continua por los océanos", Cameron.


El documental Deepsea Challenge traza los pasos del proyecto de Cameron desde sus fantasías de niño y la concepción del sumergible, diseñado por él mismo y construido en Sídney, hasta la expedición final, pasando por todas las etapas de ensayos que fueron necesarios.

El vehículo fue equipado con una serie de focos de 2,4 metros de luces de última tecnología LED y cámaras de alta definición en 3D, cuyas imágenes fueron utilizadas para el filme.

"Increíble, es como la Luna", dice Cameron al ver el espectáculo desolador del fondo de la zona conocida como el abismo Challenger (Challenger Deep), al sudoeste de las estadounidenses islas Guam.


El cineasta, aislado en una pequeña esfera dentro del sumergible, pasó tres horas en el suelo marino recolectando muestras para investigaciones científicas e imágenes en movimiento.

Cameron regresó con datos (unos 68 especímenes que vio serían nuevos para la ciencia), aunque admitió que recorrió apenas una minúscula porción de unos metros de un territorio inexplorado grande "como América del Norte".

La cinta

La película, que dura 90 minutos y fue realizada en colaboración con National Geographic, llegará finalmente a los cines comerciales en Estados Unidos este viernes, tras ser presentada anteriormente en festivales.

Cameron fue la primera persona en realizar la inmersión en solitario de la fosa más profunda del mundo.

Antes, el 23 de enero de 1960, dos personas, el teniente de la Marina estadounidense Don Walsh y el oceanógrafo suizo Jacques Piccard, lograron sumergir el submarino Trieste pero solo permanecieron allí 20 minutos, dada la imposibilidad de ver por la gran cantidad de barro.

El cineasta canadiense, que ha realizado numerosas inmersiones en su vida, 12 de ellas para filmar Titanic, indicó "querer volver" a la Fosa de las Marianas, aunque precisó que le gustaría hacerlo con "nueva tecnología" para poder sacar más provecho a la expedición.

De su visita en 2012 quedó marcado no solo por el paisaje lunar que halló en el fondo, sino también por algunas de las criaturas, como una especie de "gusano calamar" con el que se cruzó en su descenso a los abismos.

"Me siento inspirado de manera continua por los océanos", explicó a los niños que le hacían preguntas al final de la proyección.

Debido a su profundidad, la Fosa de las Marianas, una cicatriz en forma de medialuna sobre la corteza de la Tierra que mide 2.550 kilómetros de largo y 69 de ancho en promedio, está en una perpetua oscuridad y la temperatura se sitúa ligeramente por encima del congelamiento.