Jake Gyllenhaal, al acecho en ‘Nightcrawler’

El actor se prepara para el estreno de su nueva cinta, en la que interpreta a un vagabundo de Los Ángeles, que descubre el mundo del periodismo de crimen y se adentra en el "nightcrawling".
Jake Gyllenhaal ha protagonizado cintas como 'Secreto en la montaña' y 'El Príncipe de Persia'.
Jake Gyllenhaal ha protagonizado cintas como 'Secreto en la montaña' y 'El Príncipe de Persia'. (AP)

Toronto

En 'Nightcrawler', que se estrena el viernes, Gyllenhaal da vida a Lou Bloom, una de las criaturas más fascinantes del cine en años recientes. Es un vagabundo de Los Ángeles, mas no una persona sin dirección. Pasa los días en internet, y por las noches sale a rebuscar comida en el valle.

Con gran curiosidad y una ambición feroz, Lou descubre el sórdido negocio de la viodeografía indpendiente para noticieros de TV locales, grabando asesinatos, incendios y accidentes fatales.

Dan Gilroy, escritor y director del filme noir 'Nightcrawler', sabía que su astro, Jake Gyllenhaal, había entrado en una faceta aventurera como actor. Pero no anticipaba la súbita aparición de una cola para el cabello.

"Un día me dice, '¿Me puedo recoger el pelo en un moño?''', recuerda Gilroy. "Y lo mire y me dije, 'Dios mío, se está recogiendo el cabello en un moño".

El moño es solo un detalle que hace más espeluznante al peculiar protagonista, pero también da muestra de las ganas de Gyllenhaal de experimentar.

"Una gran parte de mí dejó de tomarse las cosas tan en serio", dijo Gyllenhaal. "Parte de mí decía, (olfatea) 'Esto huele bien. Hagámoslo'''.

Hace unos años, cuando recién cumplía los 30 y acababa de salir de algunas películas lamentables como la cinta de gran presupuesto 'Prince of Persia', el astro de 'Donnie Darko' decidió volver a confiar en sus instintos.

"No me costó mucho decir: debo seguir de nuevo mis instintos, debo empezar a leer y buscar algo que me inspire", dijo. "Y no sólo en el trabajo, sino en la vida en general. Como resultado de eso hubo muchos cambios: me mudé de Los Angeles a Nueva York, pasé mucho tiempo con mi familia, más que el que jamás había pasado. Hice muchos cambios a mi vida".