Lo que debes saber de Intensamente, Mejor Película Animada

El filme de Disney Pixar se convirtió en la Mejor Película Animada en los Oscar 2016.

México

Tras una buena racha con 'Frozen' y 'Big Hero 6', Disney continúa por el sendero del éxito, pues 'Intensamente' fue premiada con el Oscar a Mejor Película Animada, con lo que se convierte en la cinta número 10 de la compañía en lograr tal distinción. 

Aquí te presentamos lo que debes saber de la entrañable película: 

1. Ovacionada

'Intensamente' fue proyectada en la CinemaCon en abril pasado y no hubo nadie que quedara con los ojos secos en el teatro Colosseum, en Las Vegas, con capacidad para 4 mil butacas. El público estaba compuesto por dueños de cine y figuras del mundo del entretenimiento.

Un mes más tarde, la cinta se llevó la primera gran ovación del Festival de Cine de Cannes, donde fue presentada fuera de competencia.

Fue descrita como "compleja para el público infantil y por momentos demasiado dramática, pero un ejemplo de la tremenda evolución del cine de animación y su capacidad para crear historias que superan en originalidad a la mayor parte del cine con actores.

"Una película que en sus momentos de humor resulta perfecta y que provocó os grandes ovaciones tras su proyección. La primera al acabar la película y la segunda tras los magníficos títulos de crédito con momentos no utilizados en el montaje".



2. De qué va

Su historia se centra en Riley, una niña feliz de 11 años a la que le encanta el hockey, aunque en realidad la mayor parte de la acción transcurre dentro de su cabeza, donde las emociones personificadas (Alegría, Furia, Disgusto, Temor y Tristeza) están al mando de las operaciones.

Cuando Riley es impactada por la mudanza de su familia al otro extremo del país, sus emociones deben navegar por su inconsciente, sus sueños y sus recuerdos para restaurar el balance y proteger su personalidad floreciente.

En medio de la confusión de la adolescencia y el estrés de una mudanza, Alegría y Tristeza se quedan fuera del centro de control dejando a Furia, Temor y Disgusto a cargo del barco. Mientras que Alegría y Tristeza luchan por regresar al centro, la vida de Riley, su personalidad y su infancia entran en crisis mientras que las otras emociones tratan de hacer todo lo posible para emular a Alegría.

Esto lleva a inesperados tonos insolentes, cambios de ánimo y reacciones irracionales, momentos que los padres de los preadolescentes y adolescentes conocen bastante bien.



3. El director

Fue dirigida por Pete Docter, responsable de Monsters Inc (2001) y Up (2009), ganadora del oscar a Mejor Cinta Animada. Docter también colaboró con las historias de Toy Story y Toy Story 2.

El realizador se inspiró en su propia experiencia como padre, pues en la trama invita al espectador a meterse en el cerebro de Riley para comprender por qué la protagonista sufre tanto y se encierra en sí misma cuando su familia se muda a San Francisco.

Docter señaló que su hija, llamada Elie (con una sola L), se parece mucho al personaje de la cinta: "Tiene mucho ímpetu y es muy valiente".

Pero cuando cumplió los 11 se volvió malhumorada y retraída. Docter dijo que esto le hizo preguntarse qué estaba pasando en su mente.



4. Las emociones

En la película, vemos las emociones de Riley: la alegría (Amy Poehler), la tristeza (Phyllis Smith), el temor (Bill Hader) y la ira (Lewis Black), quienes se esfuerzan por hacer lo que está en sus manos para que la niña siga siendo tan feliz como siempre, pero los nuevos sentimientos de Riley los desbordan.

Las emociones comienzan entonces un increíble viaje por el inconsciente y la imaginación de la niña, lleno de música, color y fantasía, que termina por arrancar las lágrimas de los espectadores.

Pete Docter no se ha cansado de decir "hasta qué punto desconocemos el funcionamiento de las emociones", aunque con este filme ha aprendido que existen "para acercarnos como seres humanos".

"Todos queremos ser felices, que nuestros hijos lo sean y, por encima de todo, evitar las emociones negativas", señaló. "Pero la alegría necesita aprender de la tristeza", apuntó.



5. Neurociencia

La película se sirve de la neurociencia real y las más avanzadas investigaciones psicológicas para llegar a donde ninguna otra película animada se había adentrado: las profundidades del cerebro de una niña.

Este no es solo un territorio emocionante para las películas animadas familiares. Según los expertos, es adecuado científicamente y podría ampliar el conocimiento popular sobre las emociones.

"Realmente nos cuenta algo muy real y único sobre las experiencias emocionales", dijo el profesor de psicología Dacher Keltner de la Universidad de California en Berkeley, experto en el estudio de las emociones que asesoró a Pixar y que vio una de las primeras funciones de la cinta.

"La película sugiere que, de alguna manera, todas las emociones tienen su propósito, y es muy acorde con los estudios científicos recientes".

Los artistas de Pixar tuvieron que imaginar cómo retratarían los recuerdos: ¿cómo se almacenarían, por qué algunos se olvidan y a dónde van? Pensaron en formas de representar cosas intangibles como la personalidad y el subconsciente.