González Iñárritu experimenta con la comedia y el "western"

El director recibió la medalla Carlos Fuentes a la creatividad; compartió parte de sus experiencias durante la cátedra El cine y la narrativa.
El realizador con la esposa de Carlos Fuentes (Silvia Lemus) y Rafael Tovar y de Teresa.
El realizador con la esposa de Carlos Fuentes (Silvia Lemus) y Rafael Tovar y de Teresa. (Notimex)

Xalapa, Veracruz

Después de agradecer la medalla Carlos Fuentes que recibió, como reconocimiento a la creatividad de su obra fílmica, Alejandro González Iñárritu compartió que su experiencia con Birdman, y ahora con The Revenant, le permiten salir de su zona de confort y experimentar con nuevos géneros: la comedia y el western.

“Son un cambio y eso me gusta, porque estoy en una etapa en la que decidí salir de mi zona de confort para explorar y divertirme. No sé cuál sea el género de Birdman, pero fue muy divertido explorar con esta historia”, comentó Alejandro González Iñárritu sobre el filme de humor negro que protagoniza Michael Keaton.

Previo al rodaje del western, The Revenant, junto a Leonardo DiCaprio, el cineasta mexicano busca reinventarse con historias de corte distinto al drama que dio forma a Amores perros, Babel o 21 gramos. “Todos los géneros son interesantes, pero nunca había hecho historias de otro corte y es una oportunidad de aportar un estilo personal”.

The Revenant es una adaptación de la  novela escrita por Michael Punke, con la cual Iñárritu hará un retrato sobre un cazador de pieles que es abandonado por un grupo de hombres y luego mutilado por un oso, “estamos iniciando la preproducción, pero aún no hay más en concreto que Leonardo DiCaprio.

“Tenía tiempo que quería trabajar con él (DiCaprio); de hecho, este guión lo reescribí hace más de tres años y no coincidíamos en fechas, pero ahora se dio la oportunidad. Acabo de terminar Birdman y me voy a concentrar en esta nueva producción”, añadió Iñárritu, quien ganó la Palma de Oro en Cannes por Babel.

Respecto al estreno de Birdman en México, Alejandro aún no determina si abrirá o no el Festival Internacional de Cine de Morelia, “todavía no es una decisión tomada, dependerá de las decisiones y estrategias del estreno a finales de año. Decidimos no ir a Cannes, porque la estamos terminando, estamos en corrección de color”.

Ambas experiencias en el extranjero han sido satisfactorias para el mexicano, debido a la libertad creativa que ha recibido para desarrollar sus historias, “desde Amores perros hasta Birdman, he tenido control y libertad de hacer lo que quiero, nunca me han quitado una palabra, una escena o un segundo de una película.

“No tengo a nadie a quién culpar, todos los errores o aciertos son míos. Hay películas de grandes presupuestos y es ahí donde las cosas cambian, pero yo no he filmado películas de ese tipo. No podría hacer una película donde las decisiones las tenga que tomar otro, quizá lo haga por economía, pero no por pasión”, añadió. 

Las anécdotas

Alejandro González Iñárritu recordó que desde que conoció a Gael García, en la grablación de un comercial, quiso trabajar con él, pero para el rodaje de Amores perros el actor estaba estudiando el Londres y le era imposible.

“Eran muy rígidos con el curso, por tanto, me inventé (con ayuda de un familiar médico) un justificante sobre una enfermedad estomacal viral y de inmediato le dieron cuatro meses de recuperación, así nos salimos con la nuestra”.

Sobre sí lo considera buen actor, Iñárritu bromeó con la idea de que “entre más cobra Gael menos actúa”, pero luego dijo que “es natural que sea buen actor, estudió en las mejores escuelas, Gael me conmovió desde que lo conocí”.

Durante la cátedra El Cine y la Narrativa, la señora Silvia Lemus, esposa del fallecido escritor Carlos Fuentes, compartió una entrevista que le hizo a Rodrigo García, misma que disfrutaron Iñárritu y el público, pues el evento fue abierto a universitarios.

“A diferencia de Rodrigo mi infancia fue común, mi padre tenía problemas económicos y lo único que recuerdo es mi deseo de salir. Un día me subí a un barco rumbo a Europa y estuve meses, recolecté uvas para sobrevivir”, compartió el cineasta frente a los estudiantes.