Glam y lluvia: mojada noche de Oscar

El mal clima en Los Ángeles ha complicado el trabajo para todos aquellos que trabajan en la alfombra roja del Oscar este año. 

Enviada, Los Ángeles

La tormenta que comenzó a azotar desde el vienes en Los Ángeles, California ha sido bien recibida por muchos en el estado, el cual ya estaba en situación de emergencia debido a lo que ya era considerada una severa sequía, pero ha sido una pesadilla de logística para los organizadores de los  premios de la Academia, quienes han tenido que cambiar de planes para la alfombra roja y producciones previas en más de cinco ocasiones durante este fin de semana.

"No puedo recordar la última vez que llovió durante el Oscar", comentó Javier, un trabajador mexicano encargado de tapar los huecos del plástico que hasta el sábado por la tarde cubría la alfombra roja. "Da lo mismo, ya esta empapada".

Toda la mañana del domingo la incesante tormenta siguió arruinando tomas, peinados y planes de transmisión, debido a que los productores del evento, en un posible ataque de optimismo, quitaron las carpas que habían cubierto la zona de Hollywood y Highland durante los pasados y muy húmedos días.

Pero el show continuó, sino bien los peinados y decisiones de moda que tuvieron que actualizarse de emergencia ya última hora debido a que literalmente llovía sobre mojado en el espacio donde se espera una lluvia de estrellas en las próximas horas.